ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía

LA COCINA EN SU TINTA: LA BIBLIOTECA NACIONAL SE PONE EL MANDIL

 xavier domingo

Un pasaje de Xavier Domingo da vueltas por mi cabeza tras abandonar la sala de la Biblioteca Nacional donde permanecerá abierta al público hasta el mes de marzo  la exposición La Cocina en su Tinta:

Por primera vez se intenta aquí, creo, un análisis de estructura de la cocina española. Va a ser breve. Breve, pero asomado a nuevas perspectivas de cara al estudio del tema culinario, para liberarlo, sobre todo, de su actual callejón sin salida gastronómico. La llamada gastronomía no es sino una parte mínima, cerrada y de escaso interés (un saber de casta, un tanto idiota y otro tanto más apartado de la realidad) del vasto problema culinario, capítulo importante, éste sí, de la sociología, de la etimología, de la historia y de otras grandes ramas del humanismo moderno.

La cocina es, en todo caso, asunto asaz grave como para dejarlo en manos de cocineros o de los conocidos comentaristas gastronómicos, gente simpática, por lo común, pero indolente,  cansina y dada a repetir hasta la saciedad cuatro lugares comunes u otras tantas, y más o menos lírica, apreciaciones en torno a tal o cual plato”. Xavier Domingo. Cuando sólo nos queda la Comida. Tusquets Editors 1980.

Ni que decir tiene que Domingo no está presente en la selección bibliográfica que Carmen Simón Palmer y Ferrán Adrià han escogido- supongo- para dicha exposición. Un recorrido por la historia de la alimentación en España, que no la cocina, un tanto desangelada, fría, distante, alejada del común de los mortales, aquellos a los que, a pesar de todo, se dirige, pues todos comemos a diario, a Dios gracias.

Cada libro expuesto permanece encerrado en su vitrina y en su secretismo como mariposa exótica pinchada con alfiler, sin apenas información sobre el contexto histórico y social al que pertenece y le da sentido. Tras el cristal observo el Sent Soví y  el Llibre del Mestre  Rupert de Nola que tanto apreció Carlos V hasta el punto de gastar en la traducción del mismo lo que las arcas del estado pedían para otros menesteres. Tras el cristal dormitan el Libro de Francisco Martínez Montiño Arte de Cocina, Pastelería, Vizcochería y Conseruería, la obra de  Plà, Luján, Perucho, el LLibre de la Cuynera Catalana, La Cocina de Recursos de Ignasi Domènech y los recetarios de Subijana, Ruscalleda y Arzak sin que nadie, más que un escueto texto colgado en la pared, nos explique el enorme cambio social, económico y  político que media entre los unos y los otros.

CARMENCITA LA BUENA COCINERA

No faltan, por supuesto, en este repaso por la literatura gastronómica que es La Cocina en su Tinta,  un par de audiovisuales. El primero, magnífico, de López-li como muestra de la importancia de la cuestión alimenticia- que no cocina-  en el séptimo arte. Otro audiovisual, este inaudible, del que no puedo comentar más que Toni Massanés parecía estar explicando algo muy interesante a juzgar por los ojos de admiración de la niña japonesa que se sentaba a mi lado. En la pared contigua, un collage de portadas de revistas, guías y carteles anunciadores de congresos gastronómicos aparecen como por arte de birlibirloque. Sin más. En la pared del fondo un cuadro de Barceló que se llama Sin Titulo y muestra- eso parece- un fogón y dos sartenes. Ni banquetes, ni naturalezas muertas, ni pícaros hambrientos.

En la sala de la Edad Contemporánea aparece el tema del hambre. ¡Acabáramos!. Hasta entonces vivíamos en el paraíso terrenal. Se recuperan, además,  un par de cocinas de otros tiempos en un ambiente tan tétrico que casi parece mobiliario de tanatorio.

A pesar de la decepción general, he de decir que el catálogo de la exposición La Cocina en su Tinta es magnífico, una interesante inversión para el interesado-curioso-comensal y paseante (40 euros). Precisamente, en el artículo firmado por Toni Massanés y Guitián  aparece este fragmento que reproduzco por coincidir con la opinión de Xavier Domingo y una servidora, pero en un  tono  bastante más amable que el anterior:

Hablar de literatura gastronómica, de libros que se centran en la cocina o en las recetas, de ensayos que analizan el hecho alimentario y sus implicaciones culturales, sociales o estéticas no es algo que se pueda hacer en abstracto. No hablamos de un fenómeno aislado sino de una manifestación que se entremezcla con muchas otras, se difumina y pasa a ser parte de un todo cultural indisoluble”

Sin comentarios.


7 comentarios
Gastromimix

febrero 1, 2011 @ 08:41

Reply

Tenía yo y tengo todavía muchas ganas de visitar esta exposición pero a tenor de lo expuesto aquí y en otros lugares (Sabor de España – Pisa) poco a poco se van desvaneciendo las espectativas de lo que podría ser una gran exposición.
Me abstengo de comentar sobre la exposición hasta visitarla, falataría más.
De todos modos todo parece indicar que una institución como la BN no ha hecho bien los deberes.
Saludos

ana lorente

febrero 1, 2011 @ 10:06

Reply

Coincido punto por punto, y admiro la claridad de tu mirada y tu exposición. Trabajé alguna vez codo con codo con Xavier Domingo y he compartido muchas mesas y sobremesas con él y aún más con el diablillo que fue su hermano Eugenio, y me parece muy importante que mantengas viva su llama de verdaderos pensadores, cultos y críticos, tan ajenos a los estómagos agradecidos que transitamos por los caminos de la “gastronomía”.
Efectivamente, a pesar de la presunta buena intención que ha puesto en pie la exposición de la biblioteca nacional, se echa en falta una disección profunda de hecho soieconomico y cultural alimentario y cocineril de este pais. Hago memoria y creo que ese estudio quedó cojo al no continuar los cursos de verano de la Universidad Menendez Pelayo. La muerte prematura de su mayor valedor, el gran restaurador Víctor Merino, hizo tambalear el invento, sobre todo su parte lúdica. Pero la caida tiene por única razón el desinterés. Ahora los congresos de San Sebastián mantienen esa antorcha pero los siento como un coto aún más cerrado. En fin. Que queda mucho por hacer.
gracias por contarlo.

atable

febrero 1, 2011 @ 16:11

Reply

Tengo sobre mi mesa las Conferencias Culinarias a las que aludes. Si mal no recuerdo tuvieron lugar en el verano de 1981 y ya, en aquel momento, Lorenzo Díaz o Montalbán, entre otros, aportaron a la cultura gastronómica española textos memorables de los que hoy en día se echan a faltar.
La BN dejó en el tintero muchas cosas para que la exposición fuera inteligible para el gran público. Faltó amor por la verdadera literatura de un género mal considerado menor y faltó amor por la cocina que no es otra cosa, además de cultura, que el terreno del placer. Ni lo uno ni lo otro estaban presente.

Pantxeta

febrero 1, 2011 @ 20:17

Reply

Pues tal como tengo la casa patas arriba, después de leer a las referencias de Pisa y Damunt, y lo que leo en este escrito, creo que voy a abortar el viajecito a la capital… Xesco, te dejo solo ante el peligro…

Insisto en que llamen a Gastromimix para la próxima exposición. Estaremos encantados de documentar y de aportar ejemplares de cuantos autores hagan falta. Más cariño, más libros con ganas de saltar de las estanterías, más amor a los fogones, más amor a las tintas antiguas.

Salud y libros de viejo!

Laura Domingo

febrero 20, 2011 @ 10:09

Reply

Las casualidades de la vida y la muerte prematura de Santi Santamaria me han hecho llegar a tu pagina, puede que fuera una señal ! Por mi lejanía a la capital no tengo, ni tendré el placer de visitar dicha exposición y visto tu critica y los comentarios tampoco merece un puente aéreo. Me alegra saber que todavia quedan personas como Ana Lorente o tu mismo que recuerdan a mi padre y mi tío con cariño y por su aportación al mundo de la gastronomía. En cuanto a su ausencia en dicha exposición, no es de extrañar, todos no pueden estar presentes. Un abrazo.

atable

febrero 21, 2011 @ 08:59

Reply

Hola Laura,
Dentro de poco podrás leer algunas cosas más que he entresacado de la obra de tu padre y que aparecerán en el proyecto el que trabajo actualmente. Me alegra que mi comentario haya llegado hasta ti.

Un saludo.

Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin