ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía

BOCATTO DI CARDINALE

1311633775_131163_1311633775_noticia_normal.jpg hambre el país

Benedicto XVI ha llegado a Madrid. A miles de kilómetros del  Cuerno de África, ese rincón dejado de la mano de Dios y sus representantes terrenales, la gente canta alborozada por las calles ¡Cristo vive!

 La virgen de la Paloma reluce más que nunca entre olor a gallinejas y entresijos, las chulapas se enroscan en un chotis con la pechera altiva, una morena y una rubia hijas del pueblo de Madrid; la plaza mayor se ha quedao chica pá tanto forastero-peregrino-becario de universidades del Opus.  ¿De dónde saca pá tanto cómo destaca? Vuelan las cervecitas y los bocadillos de calamares en las manos de camareros con galones. La tortilla española tiene los colores del Vaticano, los callos arden, el asfalto de deshace  y la sombra alargada y fea  de los Austrias se lleva las manos a la cabeza viendo la delegación papal acompañada de un coro de Eurovisón.   Esto es un Woodstock católico,  me dice mi madrileño amigo Javier

Pecadores de medio mundo oyen el  Ángelus a 40º. Aletargados por el calor, la oración  y la sangría confiesan ser jóvenes, idealistas e ingenuos, tener pensamientos impuros, albergar sueños de codicia, no practicar la caridad  cristiana ni de ninguna  otra confesión,  amarse a uno mismo más que a cualquier  otro prójimo, sea este vecino de rellano o habitante del  cuerno de África y esté hambriento.

Mientras Etiopía y Somalia se muere de hambre,  cardenales, obispos, arzobispos, curas, monaguillos, monjas, monjes, legionarios de Dios y mareas de jóvenes en éxtasis se sientan a mesas repletas de comida-  ¡10.000 menús  diarios!-  de cánticos y de alabanzas al Señor. Probablemente  ya nadie agradezca  los alimentos que van a recibir, embriagados de  inconsciencia o  afectados por  sobredosis de fortuna.  La suerte sonríe a este  pueblo de Dios y su alegría es como un puñal que se clava en la boca desdentada de un somalí.

Dicen que los camiones de ayuda humanitaria son interceptados a medio camino por fuerzas de Al-Qaeda ( Dios castiga, pero  sin palo! Piensan algunos, vengativos),  que la sequía es la peor en 50 años ( Dios proveerá! Piensan algunos, impasibles), que las madres pierden hijos por el camino ( llenitos de sida!, piensan algunos,  muy crueles), que los refugiados se apiñan en carreteras que no llevan a ninguna parte ( los últimos serán los primeros! Piensan algunos, hipócritas); pero  nadie se inmuta y todo el mundo sigue cantando en este Madrid nuncaolímpico, pero rebosante de juventud que ora pero no labora.


3 comentarios
Pantxeta

agosto 18, 2011 @ 20:44

Reply

Bravo!
Pd: por la foto se defenderán diciendo que solo comieron ensalada mixta 😉 tristérrimo.
Un saludo

arantxi

agosto 25, 2011 @ 16:20

Reply

Una vergüenza bien grande. Eso mismo pensé yo cuando vi los presupuestos para esta congregación tan multitudinaria de cristianos (por no poner una palabrota en este comentario). Tremendo dineral que se ha gastado (o que nos hemos gastado) para que vengan estos señores simplemente a reunirse y festejar.. con un cuarto de ese dinero ya hubiesen sido felices a los que realmente les hace falta.
En fin, así son las cosas en este país.. y en este mundo.

Un saludo, me encanta tu blog, te sigo!

atable

agosto 25, 2011 @ 17:35

Reply

Hace poco vi en la 2 de TVE un documental titulado “Nosotros alimentamos el mundo”. Te lo recomiendo. Y gracias por tus palabras.

Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin