ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía

CARMENCITA, LA BUENA COCINERA: CRISIS? WATH CRISIS? :

DESP(comer)(15x23)4(trz)Me preguntaban hace poco en una de las entrevistas que se han realizado a partir de la publicación del libro Comer en España, de la subsistencia  a la vanguardia qué era saber cocinar y yo, sin pensarlo dos veces, contesté: tener sentido común, sacar el máximo partido a tu tiempo y a tu despensa. A pesar de ser una respuesta precipitada, cada día corroboro, muy a mi pesar, que tal afirmación es cierta y por eso las nuevas generaciones, por mucha vanguardia que enarbolemos, jamás cocinarán bien. No en tiempos de crisis.

El primer ingrediente escasea, el segundo se amplía a marchas forzadas entre las filas de parados y los estudiantes a punto de entrar en el círculo vicioso del eterno becario,  y el tercero es un agujero negro, insondable,  el quebradero de cabeza de la mayoría de familias jóvenes que desconocen los productos y cómo emplearlos. Paradojas de los tiempos de la sobreabundancia.

Pero el español  tiene dos bazas clásicas para sortear la crisis y el engorro de la cocina diaria: el bar de abajo y la suegra.  En el “territorio bar” se palpa la crisis, de hecho, cuanta más hay, más lleno está. Se apuntan hasta las criaturas para las que se preparan bocadillos de Nocilla  calentitos en pan de molde, Colacaos con galletas y toda clase de chucherías, a la par que se va entrenando al futuro parroquiano en la tertulia futbolera, las confesiones entre amigas ( ex, tarde o temprano)  y el lamento continuo sobre la situación laboral/ sentimental en  eternos tiempos muertos.

ABUELAS ESCLAVASMientras, la buena cocinera, ergo, la madre y  la suegra hacen encajes de bolillos para alimentar todas las bocas del seno familiar. Como todas ellas se educaron  en tiempos de subsistencia y de esfuerzo, no usan recetarios ni ven programas de estupideces culinarias en los que se enseñan platos chinos a personas que no distinguen un puerro de una cebolla. Ellas son las carmencitas de este país, las buenas cocineras, las que saben de economía doméstica, de sus labores y de las de otros. Mientras esos otros lloran en el bar, ellas ponen la perola y aprovechan el chusco del día anterior para hacer una sopa, las patatas del caldo para enmascararlas con butifarra negra, las puntas de los bacalaos para hacer buñuelos, las que cortan el pollo al estilo de la Sección Femenina ( las pechugas para rebozar, las carcasas para el caldo y el muslo y el contramuslo a trocitos para hacer arroz), los recortes de los filetes para hacer los idems rusos, etc, etc.

croquetas de gambas y bacalao con harina de garbanzos, cebollino y comino

Jamás le preguntes a la buena  cocinera, a una  Carmencita cualquiera, que cantidad echa en el guiso de esto o de lo otro porque te dirá un puñao, una miaja, una pizquita, un saludito. No le preguntes jamás cómo aprendió a cocinar porque en tiempos de hambre no se aprende otra cosa.

CARMENCITA LA BUENA COCINERA

Salgo del mercado con un hígado de ternera para empanar y unos pimientos que freiré en un periquete. El bar sigue lleno y la gente se mira la pizarra del menú de hoy a  9 euros. Crisis? Wath Crisis?

http://www.youtube.com/watch?v=2PTbyNxZ9RQ

 

 


1 comentario
Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin