ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía
raval 2

EL RAVAL: COME, REZA, AMA

,raval
Imagen: Viajoscopio.com

En la calle Robadors, una negra muy oronda y una rubia de ojillos azules hablan de zapatos. La del primero primera asoma la ropa por la ventana, la del tercero farfulla cosas sobre mossos y ajuntaments que nadie oye.  El bar es el centro del orbe y el maño, ajeno a sus vueltas,  se toma su sol y sombra como si tal. La negra  se come  la  sopa de pescado y los  sesos fritos con patatas  con las piernas colgando,  el paquistaní le vende a la rubia su alma y las pilas. Le pondrá un pisito con vitriocerámica, si ella quiere, cerquita del Hotel Barceló. Los pollos dan vueltas en sus míseros asadores para macarras de tres al cuarto. Los kebab huelen a Rambla. La Rambla es halal.

Bar Raval

Imagen: https://tropipunk.files.wordpress.com/2013/10/recitando.jpg

En la calle Robadors una niña  fina con trenzas de azabache compra un saco de arroz, un pote de curry  y mira una carta de sushis con asco. Un turista pregunta por Casa Leopoldo: rabo de toro, zarzuela, albóndigas con sepia,  cap-i-pota amb cigrons, crema catalana… la sombra de Montalbán es alargada.

casa-leopoldo-ok

Si Terenci Moix hubiera comido xocolata amb melindros en  su Granja Gavà en lugar de irse a Roma con el lánguido Passolini la gente se santiguaría  en algún número de la calle Joaquín Costa.


barri xino 70sbarri chino 2

Imagenes: http://www.barcelonallibres.cat/2015/03/al-margen.html

http://setenta-s.blogspot.com.es/

Ahora ya no hay granjas en el Raval, ni vaquerías, pero algunas jovencitas muy simpáticas con acento rioplatense hacen magdalenas veganas, en sus  saloncitos con office,  dan de comer al personal platos sin animales muertos. Todo es candor en esta cocina de Alicia tras el espejo. Los zumos son de  arco iris, los tomates y las lechugas saben a utopía. Algún antiguo forn remodelado ofrece a los clientes coques de vidre  i pà de pagès, aunque la masa madre hace tiempo  que murió sin dejar herencia.

veganos raval

Imagen: Blog del raval.

La cocina asiática busca recovecos por donde colarse en este Raval de los descendientes de Almanzor, pero la plaza no es suya. Con todo, algunos  “japos” quieren invadir las colonias, pero lo tienen crudo. Funcionan los matrimonios de conveniencia, eso sí. La cocina mediterránea se deja querer enarbolando la bandera de la globalización alimentaria desde la  Boquería. En Dos Palillos la gente quiere sentir la emoción de la “fusión”… no nuclear. La era de la creatividad post-Adrià sigue fascinando y tiene adeptos a este y al otro lado de la plaza donde han montado un circo  con cita previa.

dos palillos

Imagen: http://www.bcnkitchen.com/blog/bar-dos-palillos/ Pero el marroquí  de la calle Hospital resiste en su particular Perejil,  conquistada con morteros de buen cous-cous. Le falla el interiorismo  de hule plastificado con alguna que otra mosca  disecada  entre cojines y babuchas, pero la parroquia es fiel donde la generosidad abunda. Desde la Biblioteca de Catalunya se puede ver la pastelería que sus compatriotas han abierto para deleite de los turistas que hacen esfuerzos por despegar de sus dentaduras los pedazos de pistachos con miel.

Fonda España 2

En el carrer de la Unió, uno de los nuestros”  ha dejado estampada su firma: la Fonda España es la atalaya de Berasategui en pleno Raval. Un salón Art Déco en versión Domènech i Muntaner que hará las delicias de los nipones amantes del Modernisme. Un cocinero vasco tras las bambalinas, comensales que adoran, malgré tout, los cruceros por el Mediterráneo y muchas rusas hablando de zapatos… de Dolce Gabbana. A la salida, se compran sus golosinas- el vodka  y el caviar-  en un lujoso supermercado de aire bolchevique donde  todo, menos el gorro de piel, le puede ser útil en esta ciudad de los prodigios.

tienda rusa barcelona (1)

Imagen: https://miniguide.es/archive/food/troika-delicatessen/index.html

La Rambla Ravalera tiene, incluso, reducto inglés sin pantalla plana y sin fútbol, sólo  breakfast y fish and chips. Y un bar de tapas muy cañí donde se aparca el Loewe al lado de la Torta del Casar. Cañete ha hecho de la pringà un plato gourmet. Ya iba  yo echando de menos un poco de tocino.

bocadillo-de-pringáImagen: Cosasdecomé.com

 


2 comentarios
BuenasMigas.

abril 11, 2012 @ 13:35

Reply

Que bien lo has descrito: come, reza, ama.
En el Raval siempre hierve la vida : olor, sabor, color!
me encanta.

starbase

abril 13, 2012 @ 14:25

Reply

Cada dia me gusta más ese manojo de casas que aunque esponjadas siguen ajenas y ajadas, salpicadas de modernidad.

Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin