ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía

Libros de cocina: golosinas para leer

 

Si usted tiene pensado comprar  libros de cocina en breve, le facilito el trabajo y le resumo en pocos apartados las novedades editoriales  en materia gastronómica. Todas las paradojas, paranoias, fobias, filias y toda suerte de snobismos varios de este nuevo orden alimentario aparecen ante nuestros ojos como un espejo en el que vemos reflejado un mundo que ha hecho de la esquizofrenia alimentaria uno de sus principales rasgos:

LIBROS DE COCINA ANTICRISIS Y COCINA PARA INEPTOS. Ambos tipos de libros se retroalimentan. El ciudadano que jamás había pisado una cocina, porque vivía feliz entre bares y restaurantes de nuevo cuño, se ve ahora obligado a reducir su presupuesto y no tiene más remedio que coger el toro por los fogones y ponerse a cocinar. Dice no tener tiempo, no tener dinero,  no conoce el producto, no tiene idea de las técnicas más elementales y quiere que  un libro le resuelva la papeleta en diez minutos.

Puede autoengañarse a sí mismo y, de paso,  hacer feliz al editor y al cocinero mediático que ha parido la idea, pero le hará falta algo más de diez minutos para hacerse algo comestible, y algo más de diez días para distinguir entre una cazuela y una sartén. La verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero, amigo principiante.

 

LIBROS DE COCINA PARA ASPIRANTES A ENÓLOGOS. Aquí se trata de verdadero “consumismo ilustrado”. Si no conoce usted las D.O, las variedades de uva y las mejores rutas enogastronómicas, su vida social peligra, así que hágase con cualquier manual de prestigio y una bodeguita con la que  empezar a sorprender a sus amigos/as con su nuevo bagaje cultural. Ideal para solteros.

LIBROS DE COCINA PARA VEGETARIANOS, VEGANOS Y DEMÁS SECTARIOS DE LA ALIMENTACIÓN. Este es el reino de las verduras. Colorista, fantástico, naïf, amoroso, tierno. Un mundo sostenible, amable, (no a la guerra, no a la violencia, no a las matanzas de animalitos). Imprescindible buen nivel económico para comprar productos bio en tiendas gourmet.

 

LIBROS DE COCINA PARA NO COMER. Algunos afirman que son  para no leer, porque ponen en juego la salud. Dukan sí, Dukan no. He aquí el dilema. Personalmente creo que no deberían estar en el apartado de gastronomía. Ningún dietista conoce el placer de comer y la gran mayoría no han probado jamás ninguna de sus  recetas,  por lo tanto, no son de fiar. Si quiere adelgazar comiendo razonablemente, vaya a un endocrino-no mediático, siga sus instrucciones y  las recetas las crea usted. Es más lento, pero más efectivo.

LIBROS DE COCINA ASIÁTICA.  Seguimos en el boom del sushi y los noodles. El exotismo vende, aunque usted no haga jamás ninguna de las hermosas recetas que aparecen en el libro, puede fantasear con la idea de lograr el Nirvana a base de arroz y pescado crudo. Quien no se consuela es porque no quiere.

LIBROS 100% AZÚCAR. Como dice mi colega Lechuza, por qué la gente hace cookies, muffins, cupcakes y macarons, se pasa la tarde a la caza y captura del ingrediente/colorante perfecto y luego dice que no tiene tiempo de hacer garbanzos. Además, con lo que engordan las legumbres, por Dios!

Sobre esta saturación de azúcar, de libros que parecen juguetitos, con cajitas y moldes,  más que manuales de cocina, de fotos hechas en cocinitas adorables decoradas anglosajonamente que nadie tiene, se ha hablado ya largo y tendido con una terrible sentencia ”la infantilización del paladar” que nos conduce a todos- amantes de lo bio, carnívoros impenitentes, sibaritas varios, macrobióticos, anoréxicos, bulímicos y reincidentes en clínicas de adelgazamiento-  a una reflexión última: ¿ no es la sociedad entera la que se idiotiza, se infantiliza y pierde por momentos el oremus, la capacidad crítica, el sentido común y la dignidad de  consumidor?

 


5 comentarios
Pepe Iglesias

octubre 30, 2012 @ 18:25

Reply

Bueno Inés ¿Y yo qué? Acabo de presentar mi último libro “Un vino para cada pincho, maridajes de la cocina canalla” y no dices nada. No sé como se cargan las imagenes en tu blog, pero si me lo dices, te envío la portada, o un ejemplar, si quieres.
Besos.

atable

octubre 31, 2012 @ 08:27

Reply

Házmelo llegar, Pepe, que estoy de dulces hasta el moño.

Curry curry que te pillo

noviembre 4, 2012 @ 23:47

Reply

Hablas de los libros pero con los cursos de cocina viene a ocurrir algo muy similar… además cuando se acercan fechas señaladas parece que nos bombardean: cursos de decoración para Halloween, cursos de cocina para invitados en Navidad, cursos para hacer un buen roscón de Reyes… ya no caigo más oigan!

atable

noviembre 5, 2012 @ 18:49

Reply

Sí, efectivamente. Pero lo peor es que la gente sigue, a pesar de todo, sin saber cocinar un menú con el que alimentar diariamente a sus familias.

Curry curry que te pillo

noviembre 5, 2012 @ 22:01

Reply

Cierto! La gente se apunta a cursos y cursos y luego en casa no practica. Pero ya no sólo eso se apuntan para pasar el rato pero no para aprender a lo que verdaderamente nos hace felices y que es la comida de cada día. No saben lo que se pierden con el arte de cocinar y comer… aunque parece que ahora con la crisis la cocina vuelve a estar de moda porque es un buen lugar donde pasar el rato 😉 A ver si esto hace que la alimentación de nuestros hijos y nietos sea mejor que la nuestra.

Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin