ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía

Ciudades españolas patrimonio de la humanidad: lo mejor de cada despensa

El gótico barcelonés tiene un rinconcito secreto en el Palau Moxó. Acurrucado en su  recoleta plaza, en la penumbra mohosa de las calles más viejas de esta Ciudad Condal de  rumbo incierto. Sant Just cabecea, duerme el sueño que le ha tocado en suerte,  santo denostado por varones más soberbios.

Bajo sus arcadas de palacete anfitrión, las 13 ciudades españolas patrimonio de la humanidad nos presentan lo mejor de cada casa coincidiendo con el 40 aniversario  de la  Convención del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Con  cada uno de  los aceites, vinos y quesos,  los catadores improvisados-  también una agradecida servidora-rememoramos  caminos viejísimos, anfiteatros imperiales, costas de bruixas y conxuros, noches de euforia y estío y mañanas de ensueño  y calitja, cielos pétreos, dehesas y cigüeñas,  murallas, místicos…..gentes que se quedaron en la memoria del estómago para mi eterna satisfacción, porque sé, por triste experiencia, que cuando la conciencia me abandone,  sólo mi paladar  me atará a este mundo.

Huelga decir que el evento fue mucho más que una simple presentación de productos, tampoco un showcooking al uso, ni tan sólo la cansina  perorata del servidor del pueblo que lee un discurso institucional en el que no cree sobre  la importancia del turismo gastronómico para este país de buenos productores y pésimos vendedores. Quizás fue la mezcla de elementos perfectamente escogidos- ambientación, alimentos emblemáticos, cocineros anfitriones con pocos humos (más allá de la pirotecnia de un plato- divertimento), participación de los allí presentes, organización impecable- la que dio al evento ese carácter de experiencia vivida con los cinco sentidos, de reunión de apasionados, creyentes a pies juntillas de que la cocina es tierra, ruta, pueblo, historia, sufrimiento, juego y vida.

Agradezco a Pep Palau la oportunidad que me  brindó de sentarme, aunque fuera por un momento, en aquella Extremadura que tanto añoro, en la Ibiza de las mágicas noches, en la Salamanca de mis lejanos años estudiantiles, en la Ávila incorrupta como su santa más guerrera, en el florido patio cordobés perfumado de salmorejo,  en la ribera del Tajo que cantó  Garcilaso, en la del Duero machadiano, en la eterna Tarraco….

He aquí, para aquellos que no asistieron una lista de los quesos, aceites y vinos que catamos esa noche y de los platos que, con tan dulce  humildad  ( gallega?) nos sirvió nuestro maestro de ceremonias: El chef Francisco Piñeiro, ganador del  X Certamen Nacional de Gastronomía 2011-2012 “Salvador Gallego”.

Los productos y ciudades representantes fueron: queso de Ávila Monte Enebro, un queso de cabra untuoso, adherente, ligeramente ácido y poco salado. Si lo prueban se olvidarán de los “rulos de cabra” franceses  que nos encasquetan  en las ensaladas tibias de algunos restaurantes. La archiconocida Torta del Cásar de Cáceres. Aprovecho, desde aquí, para recomendar una visita a Cásar  de Cáceres y al Consejo regulador de este queso que cuenta con D:O:P, y, cómo no, la tetilla nuestra de cada día, que no nos falte señor, junto un buen pan de Cea y una bendición de nuestro Santo Patrón. Representante, por si no quedó claro, de Santiago de Compostela.

Aceites de oliva virgen extra, D.O.P. Priego de Córdoba, un aceite extremeño, de Mérida, denominado de Canchalosa que sorprendió a los allí presentes por su intenso aroma y su calidad extraordinaria, fantástico aceite de oliva virgen extra D.O.P Siurana, Vil.la de Centelles, que encantó a los amantes de la arbequina  y los óleos cristalinos,  y un extracto oleoso y genial de la variedad corninabra, Adolfo Colección, procedente de los Montes de Toledo.

Los vinos que maridaron los platillos que se sirvieron no desmerecieron el acto y sorprendieron a más de uno que “hay vida más allá de la Rioja”. A saber, vino D:O:P, vinos de Madrid, Qubél Revelación,  representante de la ciudad de Alcalá de Henares,

Salamanca  aportó un excelente vino D.O.P. Uclés “Esencia de Fontana”, Ibiza se sumó a la fiesta gastronómica con un vino D.O.P. Vino de la Tierra de Ibiza, “can Rich Lausos”, de  Segovia se sirvió el vino D.O.P. Arribes, “Arribes Crianza” y finalmente Segovia obsequió a los catadores con el vino D.O.P. Ruada “Erre de Herrero Verdejo”.

Las recetas presentadas son snack de setas con queso  del Tiétar “Monte Enebro” y dulce de cerezas, Chupa-Chups relleno de “pà amb tomàquet” “Vil·la de Centcelles “, atún “Romano” (macerado en vino y miel) con crema de aceite “Canchalosa”, vaca braseada con queso de tetilla “Tres Pazos”, dúo de bombones líquidos de aceite (“Priego de Córdoba” y “Adolfo Colección) acompañados de Torta del Casar.

He aquí el sabor que espera la nueva humanidad de la nueva España.


Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin