ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía

Adiós vesícula, adiós: menús bajos en grasa

pollo_horno

Foto Ana Ron

Dentro de poco me quitarán la vesícula, así que me he planteado un menú bajo en grasas, pero al que no le falte sabor. Si tú también estás en mi lugar y tu falta de vesícula te va a obligar a comer con algo menos de grasa, tal vez te interesen estos consejillos.

 El  socorrido pollo al horno de los domingos.

Yo jamás compro un pollo ya hecho. Están secos y requemados, llenos de pimienta, son pequeños y muy, muy caros. ¿Por qué digo esto? Porque hacer un pollo al horno no cuesta nada, de hecho en mi casa lo tenemos por castigo.

Cuando no tengo tiempo para guisar y no quiero ensuciar la cocina,  cojo un pollo limpio por dentro, le meto por el c…. las hierbas aromáticas que me apetecen ( salvia, tomillo, laurel, romero,orégano), un limón partido en dos, un par de dientes de ajo, lo rocío de limón y de aceite de oliva, lo salpimento y lo meto en el horno durante una hora y pico dependiendo del tamaño del bicho a una temperatura a 180º. De vez en cuando lo vigilo, le doy la vuelta, le echo un chorrito de algún vinito bueno, o de brandy, o de Oporto, o de salsa de soja… tú mismo. Y cuando está listo lo puedo servir al momento, trocearlo y comerlo en frío con alguna ensalada, hacer croquetas con el resto, ensaladas de pollo, bocatas de pechuga de pollo al horno, etc

Créeme: tanto si tienes vesícula como si no, un pollo al  horno da mucho juego 

Couscous con broquil, zanahoria, tomates cherrys, cebolleta, pasas y oreja de cerdo

 Este es un plato completo por excelencia y, excepto el poquito de cerdo que hemos utilizado, es un entrante  con poca grasa, lleno de energía- cereales- y vitaminas- verduras y hortalizas. En casa es un menú ideal para llevar en el tupper.

Para elaborarlo sólo tienes que cocer el couscous a la manera  clásica- couscousera- o de la forma más fácil y  rapidita, es decir, hervir agua y cubrir con ella el couscous para que esponje. Una vez hecho esto, le echas un chorro de limón, aceite, sal, las pasas y la hierbabuena y el perejil picaditos.

Acto seguido y, mientras el couscous reposa en un bol, sofríe la cebolleta y los tomates cherrys. Los añades al bol.

Cuece al vapor el broquil y la zanahoria. Los añades al bol.

Hierve la oreja y acábala al horno para que esté crujiente. Córtala en pedacitos pequeños y añádela al bol.

Sírvelo frío o caliente y adereza con la vinagreta que más te guste.

Broquil, patata y zanahoria gratinada con mousselina de ajo

broquil con salsa de queso y anacardos

¿Que no te apetecen las verduras al vapor?  Pues decóralas con mousselina de ajo y espolvoréalas con alcaparras.

Que no falten las legumbres: crema de garbanzos con pimentón y comino. La falta de vesícula no impide que te comas un buen plato de cuchara.

Tan simple como triturar garbanzos y patata cocida,  es esta crema llena de sabor y energía. Sólo tienes que cocer un par de patatas en agua hasta que estén tiernas ( no mucha agua, para que no te quede la crema demasiado líquida), vuelcas, entonces, un pote de garbanzos cocidos y le das un hervor. Lo trituras todo con el vaso de la batidora, le añades aceite de oliva, sal, comino y un pelín de pimentón. Es tan sencillo que cuando no tengas nada preparado, recurrirás a ella:)

Y de postre, un batido de frutas!!!!

smoothie mango3


Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin