ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía
ALBARICOQUE

La venta sin intermediarios: el ejemplo de can Perol

Imagen. http://teixitdelaterra.webcindario.com/FINITA_HAY_PEROL.jpg

Quizás todavía vosotros no conozcáis qué es y quienes  forman la cooperativa de can Perol.  Este pequeño reportaje está, precisamente, dedicado a aquellos que entendieron hace ya tiempo que la relación entre las personas y los alimentos debía cambiar. Con este objetivo, hicimos un viaje hasta Hostalets de Pierola, para conocer a uno de los fundadores de can Perol.

LAN ROVER

Desde hace algún tiempo,   las personas que hacemos este blog estamos muy interesados en conocer las nuevas formas de consumo y producción de alimentos. Recorremos mercados, lonjas y campos de nuestro entorno intentando saber cómo están cambiando las necesidades de una población que, a pesar de la crisis y la apatía, está cada vez más concienciada de la importancia de una alimentación saludable y de las implicaciones sociológicas que esto conlleva. Nos ocupamos, igualmente,  de descubrir distribuidores o cooperativas, en este caso, que distribuyen sus productos a través de Internet, plataforma que usa Can Perol  con bastante éxito y clientela fiel.

Saber qué es lo que comemos, de dónde provienen nuestros alimentos, cómo funciona la industria alimentaria, la producción agrícola y ganadera, qué es lo que aún contienen nuestros mares,  cómo conseguir precios justos, qué hacer para no sucumbir a la voracidad de una economía que destruye el territorio, etc. Toda esta  serie de temas relacionados con la necesidad más básica del ser humano,- comer todos los días,  nos parecen de una actualidad candente. Creemos firmemente que ofreciendo información podemos contribuir a cambiar las cosas,  de modo que llegue un día en que el mundo entero coma sin devorarse a sí mismo.

ARBOLES 0

La venta sin intermediarios a través de mercados semanales en los que los agricultores ofrecen sus productos directamente al consumidor proliferan por doquier. En el área de Barcelona existen varios, como los del Baix LLobregat, que vistamos a menudo porque nos ofrecen la garantía de un producto de proximidad, fresco, estacional y, muchas veces, de cultivo ecológico.

El  origen de los alimentos lleva a menudo a etiquetados fraudulentos y ambiguos. Todos tenemos ejemplos: patatas francesas que se embolsan en España y se venden como si lo fueran, espárragos españoles producidos en Perú  cuyo origen está escrito en letra minúscula, a precios que revientan el mercado, pero que la población acepta porque necesita comer por muy poco, judías verdes marroquís que se venden como peronas españolas, incluso utilizando en su producción químicos que las leyes españolas prohíben en territorio nacional, etc, etc. ¿Cómo estar seguros, entonces, de la calidad de un alimento si hay mil formas de despistar a un consumidor poco atento? Tal vez algunos autores aseguren que podemos Comer sin miedo, pero no con la conciencia tranquila.

CEREZO CERCA

 

 

Otro modo de venta de gran aceptación por parte del público es la de la tienda on-line. Un sistema que permite poner a disposición de los consumidores de forma fácil un conjunto de productos cuyo origen y modo de producción está garantizado por los propios agricultores y ganaderos que componen la cooperativa.  Precisamente, una de las que mejor producto ofrece desde hace ya siete años es Can Perol, un grupo de siete familias de agricultores del entorno más próximo a la ciudad de Barcelona, principalmente del Baix Llobregat, que se han unido para poder llevar a cabo un proyecto de vida: cultivar, vender y alimentar  a la población de un modo justo y sostenible. Ver y comprobar con  nuestros propios ojos cómo se mantienen unos frutales ecológicos, conocer a su artífice y poder conversar con él fue todo un lujo que nos gustaría poder transmitir desde aquí.

ALMENDRO

 

Joan Raventós nos espera en la plaza de Hostalets de Pierola, un pueblo de la Anoia en el que ha vivido desde niño, siguiendo el modo de vida de su abuelo y bisabuelo, que ya contaban con frutales como los que nos enseña. Nos traslada con su viejo Ranger Rover y su perrita Kenia hasta un rincón apartado del bosque donde tiene los cerezos a punto de caramelo, apenas quince días le separan de la recolección de la burlat, la variedad que se cultiva por esta zona. Mientras tanto, eso sí, hay que seguir mirando al cielo – pues no sería la primera vez que el pedrisco se lo lleva todo por delante- y, por descontado, al suelo. Las plagas acechan y hay que echar mano de conocimientos y  trampas, algunos muy antiguos, para no sulfatar el árbol con químicos de síntesis que lleguen hasta su savia.

INJERTO

En los botes de plástico colgados en las ramas están los cadáveres de las moscas atraídas por el vinagre o el amoníaco, un modo de proceder que, sin agredir el ecosistema natural, funciona como un pequeño ejército en el que se  defienden los unos a los otros. De ahí que, entre hilera e hilera, estén las mismas malas hierbas de siempre con sus colonias de insectos útiles, las  ramas de las podas para que abonen la tierra y un riego de mantenimiento que sólo utiliza el agua justa. “Esto es considerado secano, nos comenta Joan Raventós. Más agua sólo es un gasto inútil. Una forma de tener una mayor producción, pero repartiendo la calidad de unos cuantos frutos perfectos en muchos, pero  más mediocres”. Evidentemente, sabe lo que hace, porque dicho esto se pone a quitar albaricoques sobrantes sin piedad.

FILA CEREZOS

Cerezos, albaricoqueros, melocotoneros, almendros, olivos…y colmenas. Porque en este bosque en el que crecen estos árboles se necesitan abejas que polinicen y, ellas a su vez, necesitan estas flores, estas hierbas aromáticas y este bosque para hacer su trabajo. Como una piña.

DOS FILAS CEREZOS

Los olivos son otro de los ejes de las plantaciones de este agricultor que dejó la filosofía- o su teoría- para llevar a la práctica un modo de vida acorde con la creencia en un consumo menos feroz y responsable con el territorio. Las ramas sobrantes se podan por personas expertas para no dañar las arbequinas que darán frutos en invierno, un aceite ecológico, virgen extra, de gran calidad. A su lado vemos los albaricoqueros injertados por él mismo y los almendros, cultivos que tiene gran tradición en la comarca donde, a pesar de todo, predomina la viña.

OLIVO

Y a los lados, bosque, y más bosque, un pueblo tranquilo a la hora de comer, cuidado, silencioso, excepto cuando llega la marabunta de caminantes en dirección Montserrat. Un pequeño pueblo que conforma el paisaje de las cestas de Can Perol, porque, en definitiva, los que uno come no es otra cosa que  la quintaesencia de la tierra que nos rodea.

TRAMPA MOSCA CEREZOS

 

 

 

 


2 comentarios
Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin