ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía
IMG_0344

Alimentos Km0: mercados, lonjas y productores.

IMG_0350

Imagen: Del Pagès a Casa.  Cabrils. Venta directa de producto de temporada.

¿Qué significa comer productos Km0?  Básicamente, consumir productos que se han producido en un radio no superior a los 100km,  sinónimo de producto de proximidad, una de las premisas para que un restaurante pueda ser considerado dentro de la red de establecimientos Slow Food. Pero también el ciudadano de a pie, elaborador de una cocina doméstica,  puede participar en su compra diaria del auge de esta filosofía alimentaria del Km0.

Aunque con cierto retraso respecto a otros países europeos y al mercado americano, la cesta de la compra de los españoles se llena cada vez más de productos Km0. El consumidor actual está cada vez más concienciado de la responsabilidad que debe ejercer sobre su propia alimentación y sobre las consecuencias socieconómicas que ello implica. Las razones de este cambio de tendencias son complejas, no basta con señalar al influjo del márqueting gastronómico sobre una población joven, más y mejor alimentada, para comprender este cambio de paradigma alimentario. No todos los que buscamos entre los mercados semanales o indagamos entre las posibilidades de la venta directa a través de internet somos foodies influenciables de clase mediana- alta que consideran la gastronomía como una forma de ocio socialmente bien vista. Contrariamente a las imágenes que los medios difunden, los mercados de la tierra, las pocas lonjas donde se puede comprar o las masías donde es posible abastecerse de producto fresco y de proximidad, el llamado producto de Km0, están llenas de personas de cierta edad que se cansaron de la pésima calidad de que se nutren los supermercados habituales, de la desvergüenza con la que se negocia con alimentos de desecho, de la  relación fría o inexistente  con la comida que fomenta  este feroz e impaciente consumismo.

FILA CEREZOS

 

Imagen. Cerezos ecológicos de Can Perol. Venta de productos bio a través de su página web. 

IMG_0347LONJA DE BADALONA

Las etiquetas Slow Food, Km0, producto local y estacional han sido terriblemente manipuladas por el márqueting gastronómico que presentan como novedad una conducta  arraigada en la mente de muchos consumidores en este país. Las amas de casa, tradicionalmente las encargadas de comprar y cocinar para las familias, son consumidoras profundamente “sostenibles”. Desde la época de la durísima  autarquía hasta hoy, las mujeres están acostumbradas a comer aquello que es de temporada y que le suministra alguien de confianza, conoce los entresijos de su producción. No necesitan convencerse de nada, sencillamente saben que los productos de la estación son los mejores y  los más baratos.  Así de sencillo. El sentido común y la gestión de sus pequeñas economías domésticas  les dicen qué es lo que hay que comer en cada momento. No son compradoras manipulables, les importan poco las modas y mucho la calidad de lo que sirven en el plato de sus familias. Estas señoras no son hipsters disfrazadas de speudogranjeros, ni las  chicas healthy de las redes sociales. Seamos prudentes a la hora de meter a todo el mundo en el mismo saco.

INES CALCOTS

 

En este sentido, hace pocas semanas  estuvo en Barcelona Carlo Petrini, con quien comulgo en algunas de sus afirmaciones, pero olvidó- como siempre- el papel de esta franja de población que, al menos en España, es la detentora de casi todos los saberes culinarios y las que influyen decisivamente en los hábitos alimentarios de la sociedad. Una injusticia más a añadir a la larga lista de agravios.

vilassar 1vilassar 2

Imágenes del mercado dominical de Vilassar de Mar. Maresme Bio.

Por cuestiones de trabajo sigo los vaivenes de las tendencias alimentarias con interés, sé de la influencia de los chefs adscritos a la filosofía Slow Food sobre la población: los cambios se ejercen normalmente de arriba a abajo, de la cúspide a la base de  la pirámide en  la escala social. Pero, en términos gastronómicos,  hay otros actores, invisibles, la mayor parte de las veces, que  pueden determinar la dirección de la balanza dependiendo del poso que dejen sobre las generaciones posteriores. Es lo que llamamos tradición, la palabra con la que tanto nos llenamos la boca, pero que rara vez conocemos.

MERCADO VIC OTOÑO

Mercado semanal de Vic.

Así pues, ya sea en busca de alimentos orgánicos o, simplemente, frescos y de calidad, los españoles nos vemos abocados a “buscar nuestra comida en otra parte”. También la crisis ha empujado las cosas hacia este lado de la economía cooperativa y responsable ( hoy por ti, mañana por mí). Y, obviamente, la preocupación por la salud, que es el caballo de batalla de la administración. Una  población cada vez más envejecida que se irá a la tumba con sus conocimientos y  una juventud  mal nutrida y desinteresada auguran un futuro muy negro. Apatía, una idea distorsionada del valor del tiempo y la comida, más una apabullante propaganda del “come rápido y sin esfuerzo” prevén consecuencias que sólo empezarán a ser alarmantes cuando la administración pública tenga que invertir millones en ello, es decir, cuando les cueste el dinero. Al margen, claro está, de la pérdida de valores culturales que la desaparición de una buena mesa compartida se lleva por delante.

Lonmja Montgat 13

Imagen. Lonja de Montgat. La única  lonja catalana donde se puede comprar pescado directamente al pescador.

Desde este blog y su página en facebook hemos hecho “conscientemente” una difusión de todos los rincones de la ciudad de Barcelona y su  área metropolitana donde se puede comprar producto estacional, de calidad y local. Porque, en definitiva, nos alegra enormemente ver cómo el campo se mezcla con el asfalto, la despensa se llena de vida, el tiempo no es algo que vuela, vacío, sin sentido, sino un círculo con el que renacen las mismas cosas cada año. En la alegría simple de ver brotar las habas o despuntar las cerezas hay una magia indescriptible que nos conecta con la tierra, con nuestros ancestros, con nuestras raíces. No sé si somos más “sostenibles y responsables” con ello, pero  sí estoy convencida del valor de este legado y no cejaré en este empeño porque “nos va la vida en ello”.


2 comentarios
Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin