ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía
El_Chigre_by_ViuPhoto_0042

El Chigre 1769: una sidrería que fabla catalán.

Fran Heras, el chef del LLamber,  abre, por fin,  sidrería en el Born. Pero es una sidrería que “fabla catalán” y bable en una amalgama  curiosa de lenguas y cocinas. Mezclando  sidra y vermut, secallona y quesu Gamoneu, tortos y gamba roja, los percebes con las anchoas,  el pan de Cabrales con  el  pan con  tomate se consigue el milagro – que sólo ocurre en las buenas mesas- de hacer saltar por los aires las diferencias para quedarnos con los puntos de unión que son, de largo, los más interesantes.   Si, por casualidad, todo este “batiburrillo” comestible no le parece lo suficientemente atractivo, cosa que dudo si alguna vez pisó el Principado,  le diré que todo esto ocurre  en un Chigre.

El_Chigre_by_ViuPhoto_1001

Y ahí ya me han dao! Con la historia nos topamos! Porque un Chigre es, además de un aparatejo para abrir botellas de sidra, cuya historia se adentra en los entresijos de la vida marinera, la prototienda, el origen de todos los colmados, la semilla de los ultramarinos, el tendero que sirve lo que el paisano necesite.  Y  sobre todo,  la bodeguita, la tasca, la de al lado, la de en frente, la del obrero, la del minero y el patrón,  la barra de las latas, la lata del quehacer diario que sólo haya consuelo en chigres donde se escancie bien y se coma “apañao“. Tiempos de comer para vivir y  vivir para contarla, en un chigre o en cualquier otro lado donde, codo con codo,  se comparta sidra, chorizo  y quesu. 

el chigre montaje

Pescado traído de las “rulas” asturianas a diario. No dejéis de probar el sargo a la parrilla.

Por eso, cuando entréis, además de fijaros en los restos de un edificio de 1769 – vigas, techos con pinturas desconchadas, picas de mármol machacado por el tiempo- veréis un “trabajo de reconstrucción” bastante logrado, pues la barra está llena de objetos cotidianos que se vendían en los chigres junto con todo lo  bebible y comestible que se tuviera a mano. Eso, como ocurrió en la cálida ambientación de LLamber, es cosa de Eva Arbonés.

el chigre

Comentaba Fran que sus paisanos de Avilés esperaban un resultado más purista, más ortodoxo,  pero eso ya no es posible cuando se vive entre dos aguas y se cocina a medio camino entre el Cantábrico y el Mediterráneo. La cocina se empeña en agarrar de aquí y de allá lo que mejor le sepa. Y no lo digo yo, sino los propios cocineros, y sobre todo, los productores que ayer compartieron larga mesa con todos nosotros. En una esquina, la representante de Cal Tomàs, carns i embotits del Pirineu, que se encarga de traer la ternera y los embutidos- riquísima la secallona– y,  en el córner opuesto,  Kike Ojanguren, pateador de montañas “sac à dos”,  buscador de  los mejores quesos de pastor que pueda oler a kilómetros.  Probar aquellos pedacitos de Gamoneu, Rey Silos o de Afuega’l Pitu con su compota de manzana fue como volver a pasear por las calles de Cangas en un domingo de julio.

gamoneu 2

Quesos asturianos en el mercado dominical de Cangas de Onís.

Por eso, porque a veces la emoción está demasiado cerca del estómago, prefiero que esta vez  sean ellos mismos con sus propias palabras quienes os expliquen su concepto de cocina y la variedad de platos que se pueden encontrar en este rinconcito asturiano a la sombra de Santa María del Mar.

IMG_1554

Sotres. Picos de Europa.

La carta de El Chigre. 

El Chigre 1769 es una nueva manera asturiana de entender la cocina catalana y una nueva manera catalana de entender la cocina asturiana. en su carta existe desde la recuperación del civet de cabracho o tiñosu, hasta la fabada asturiana con chorizos catalanes y el empedrat catalán con faves asturianas.  Si arrecia el frío, caldo de pita o de marisco, que antes se servía en los chigres,  o  escudella catalana.

La carta de El Chigre 1769 es un reencuentro con los clásicos de la tapa y el fogón popular. Mejillones tigre, con el atún y el bonito, la anchoa sobada a mano en casa, la sardina ahumada y el seitó, el cap i pota o el cabrales de reserva. Sin olvidar al cordero ni a la oveja Xalda, una antigua especie recientemente recuperada. Ni el peixopalo, con sus respectivas recetas catalanas y asturianas. O las tortas de maíz ahumadas ( los famosos tortos). El surtido de quesos y embutidos es selecto, tanto en lo que se refiere a los cántabros como a los catalanes. Al igual que las verduras y hortalizas, todos proceden de elaboradores y de huertos de proximidad y confianza.

La bodega mantiene el mismo criterio. Además de la sidra, sólo se sirven vinos catalanes y asturianos, éstos últimos más desconocidos en Catalunya por ser de sierra dura y fría, escasos y de producción limitada. Los vermús populares catalanes, también llamados de garaje que se elaboran en Artesa de Segre, se codean con los más afamados de Reus y con el nuevo vermut de sidra Roxmut, de gran éxito en Asturias. Aunque no se sirven refrescos ni cafés. Ojo al dato!!!!

 

El Chigre 1769

Carrer dels Sombrerers, 7 – 08003 Barcelona.

Teléfono: 93 274 94 50

Horario: abierto todos los días, desde las 12.00h hasta las 0.00h.

Capacidad: 35-45 personas.

Precio medio: a partir de 20 euros.

El_Chigre_by_ViuPhoto_1002

s.

 


Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin