ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía
mamá

Mamá. Tu historia empieza en la cocina. Mina Holland. Ediciones Malpaso.

mama Mina

Mamá: he aquí la primera palabra, la primera imagen. El día que dejé de decir mamá se abrió una herida tan enorme en mis  entrañas que sólo la cocina me han ayudado a curarla, vía directa hacia los pocos recuerdos buenos que aún conservo. Por eso, este libro que ahora tengo entre manos, llega oportunamente de manos de alguien que aún pronuncia la palabra con la que toda historia comienza: mamá

Hace pocos celebramos mi cumpleaños a la manera como nos gusta hacerlo en esta casa: poniendo la mesa para mucha gente. Los  festines en los restaurantes no me desagradan, pero  cuando le abro la puerta a alguien le estoy ofreciendo mi intimidad, lo invito a entrar en mi vida.  Por eso, casi siempre, prefiero  comer con “mi tribu” en mi pequeño feudo, con las  platos y las  copas que heredé  de las mujeres que me precedieron. Una rareza como otra cualquiera,  pensaba yo hasta ahora,  mientras le dedico a la comida horas de esfuerzo que después olvido como las parturientas henchidas de felicidad.

Pero, he aquí, que los libros te descubren que siempre hay alguien en el mundo que comparte tus ideas – algunas, al menos- y, en este caso, me acabo de encontrar con mi alter ego. La Señora Holland, de todos conocida por su Atlas Comestible, editora de Cook, suplemento gastronómico de The Guardian, está  tan en concordancia con lo que cada día escribo en mi blog  que no sé si invitarla a  comer a ella también la próxima vez o abrir una consulta psiquiátrica sólo para mujeres como nosotras.

Me lo advirtió mi hija, regaladora de libros y de otras muchas alegrías para su madre: no es un libro de recetas, mamá, aunque incluye algunas. Bien! Me gusta que la gente piense sobre la comida y lo haga de una manera  natural, con un lenguaje fluido, brioso, emotivo- ¿por qué, no?-, sin complejos, sin prejuicios, sin estigmas de feminismos oxidados de tanto abrir latas de comida preparada.

ana bella

Así que me dispongo a resaltar algunos de los puntos clave de este libro de reflexión  gastronómica ( desde Intímas Suculencias,  de Laura Esquivel  y La Cocina de Marguerite Duras no había garabateado tanto un libro de/sobre  cocina) que cuenta con una particular estructura en la que se intercalan los pensamientos de la autora, las entrevistas que ella misma ha realizado a algunos personajes relevantes de este mundillo ( Jamie Oliver, o Elena Arzak por ejemplo), las recetas, anécdotas,  y otras muchas historias que nos hacen pensar en el sentido profundo que tiene todo esto más allá de la pura manutención del cuerpo.  Seleccionaré, pues,  unas cuantas citas del libro para que el lector tenga una idea de lo que se encontrará  entre las manos, pero podría seguir,   y seguir y seguir……….

“Primero comemos. Después  hacemos todo lo demás” . ¿Qué obviedad tan poco obvia, verdad?  Mi primer proyecto de libro, cuando aún creía en los concursos, se tituló “Como, luego existo”.  Ni siquiera con ese cartesiano y tonto juego de palabras pasó de la primera fase.

Este libro es una exploración de la gastronomía como clave de la identidad”. Ni las lenguas, por mucho que digan los filólogos como yo, tienen tanto poder identitario como las cocinas. Y, encima, también éstas tienen una gramática.

Ines_Macarmen

Yo también tengo una caja metálica . Es mi tesoro más preciado y todas las recetas están en fichas hechas un asco  “En mi trigésimo cumpleaños, mi mamá me regaló una caja metálica de color azul. Al levantar la tapa, descubrí en su interior una pila de tarjetitas garabateadas con la letra de mi madre en boli rojo. En la primera podía leerse “Caja de recetas, herencia de Mina”.

caja de recetas

Por favor, blogguers del mundo, escritores gastronómicos, no simplifiquen las cosas. Harta de decirlo: “Las  recetas no son meras instrucciones para confeccionar platos. Son parte de nuestras biografías, historias vivas y sólidas, fragmentos fijados de nuestro pasado, al tiempo que crónicas de nuestro presente y nuestro futuro, adaptables y en continua transformación”

Escribir sobre cocina es como escribir sobre cualquier otro tema,  no es un  receta médica, ni un puro telegrama con cantidades exactas de cosas.  Por favor, que vuelva la literatura gastronómica!!!:  “Existe un renovado interés por la cocina casera(::J Pero publicar las recetas  sin un delicioso preámbulo que explique su trascendencia suele dejarme algo fría. (…)  Lo que sé es que las recetas destacan cuando vienen acompañadas de historias. Son estas últimas las que hacen que queramos ponernos a cocinar”

cenita simple Toñin

Imagen. Toni Butrón

Lo siento, pero la cocina es el vínculo más fuerte que te une a tu “tribu”. Si no es así, si nadie te puso nunca un plato caliente pensando en ti, lo debes haber pasado muy mal: “Conmovemos a los lectores cuando añadimos la comida, porque les hacemos pensar en el lugar que ellos mismos ocupan en su alacena personal, familiar, cultural. Nuestras recetas son historias acerca de quiénes somos”.

¿Democratización de la comida? Quién ha dicho esa sandez? : Podríamos hablar de la “democratización de la comida”, de no ser porque salir a comer fuera sigue siendo un privilegio reservado a unos pocos.

Bien por ti, Mina! Así pues, disponer de algún menú reconfortante y nutritivo cocinado desde cero es algo mucho más novedoso que antes. Hay que devolverle el valor a la cocina materna.

Ese loco genial llamado Jamie Oliver que aún puede  besar a  su mamá.: Todo empieza con las tetas.

¿Cocina de autor, creatividad?  Cansada de tanta vanidad varonil. Denme unas sobras y ya verán: “Ah, y las sobras me hicieron ser ingeniosa”.

pastel del pollo del caldo

 La sencillez de las cosas. Todos podemos cocinar.   Mis recetas no son raras. De hecho, a menudo son bastante sosas (…) La mayoría de la gente no quiere comer en su casa como si estuviera en un restaurante.

Intuición y libertad. ¡En mi cocina mando yo! En la cocina prefiero las pautas a las reglas.

Tradición versus novedad. Cita de Winston Churchill: Sin tradición, el arte es un rebaño de ovejas sin pastor. Sin innovación, es un cadáver.

¿Quieren saber por qué abrí mi blog? La comida es el mejor método para mantener vivo el recuerdo de alguien.

mama y la nika

Me encanta saltarme las reglas y que la gente vibre con mi comida. Si me sale mal, les pongo músicaJ A veces pienso en la cocina como en el jazz. Su esencia se halla en algún lugar entre lo espontáneo y lo estudiado.

Eso es saber cocinar: La cuestión es sacarle el máximo partido a cada ingrediente, por barato o humilde que sea.

Planifica o te comprarás el libro “La felicidad después del orden” y harás millonaria  a una japo  que ha descubierto la sopa de ajo: No puedo soportar que la comida sea una idea de última hora.

Resumen final que suscribo. Feminismo y cocina. “A veces me molestaba un poco la sensación de que todas las comidas dependían de mí. A veces me imagino sufriendo incesantemente con el delantal puesto, o preparando con diligencia una buena cena para cuando mi marido vuelva del trabajo: me veo una chica a la antigua, de las que nacieron para estar en casa, detrás del gran hombre, siempre invisibles…Y, entonces, me flagelo y caigo en un terrible frenesí , martirizada por la idea de que mi amor  por la cocina pueda derivar en que sea siempre yo quien prepare la cena(…) ¿La cocina va a ser siempre un espacio dedicado a las mujeres modernas que aman cocinar? Yo creo que no, siempre y cuando siga siendo una elección en lugar de una expectativa.


Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin