ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía
adios san carles

Por los pueblos del delta del Ebro: comer y viajar.

Ametlla pescador

El delta del Ebro es, como toda desembocadura de un gran río, lo contrario a un final anunciado. Su fusión con el mar Mediterráneo a lo largo de una costa que serpentea por entre diversos pueblos es una explosión de vida.

delta paisaje

Ningún río muere sino para renacer de nuevo, para alimentar a hombres y animales que recogen de esta última comunión entre aguas productos únicos.  Desde l’Ametlla de Mar hasta Vinarós, ya en la provincia de Castellón, pasando por L’Ampolla y San Carles de la Ràpita, anclada en esa pequeña y recoleta  Bahía dels Alfacs, el delta del Ebro configura un paisaje de agua y tierra, sal y arrozales, flamencos rosas y martines pescadores, bateas y atunes, ostras y pescadores de langostinos.

ametlla barcos1

Llegar al puerto de l‘Ametlla de Mar es nuestro primer objetivo, es empezar  a paladear  con todos los sentidos lo que el  delta del Ebro nos ofrecerá a lo largo de este periplo en el que nos gustaría fusionarnos por unos días con un modo de vida que extrae de la última etapa de un río todo cuanto crece en sus entrañas y, a la par, es capaz de conservarlo intacto para que otras especies encuentren  cobijo en esta llanura salobre y marina por la que nadan y vuelan los migrantes estacionales sin que nada altere su ciclo de vida natural.

flamencos del delta

L’Ametlla, pueblo blanco y azul, se ha especializado, precisamente, en la crianza de uno de los especímenes marinos más preciados. El atún que fue de almadraba desde Tarifa a Sicilia ha dejado de ser visitante de paso y comparte mar con las ostras o los mejillones, las lubinas y las doradas, las caixetes o los ratllats, moluscos bivalbos con carta de ciudadanía. A nuestra llegada, precisamente, las jornadas del atún rojo del Mediterráneo se celebraban  por VII vez, lo que es indicador del éxito de una empresa que decidió ubicar atunes de forma permanente entre sus aguas. Los más atrevidos pueden, incluso, nadar entre estos túnidos, pero nosotros preferimos quedarnos en tierra a la espera de que el reloj nos marque la hora de comer.

Ametlla atunes

ametlla las horas

En estas callejuelas  de pueblo se palpa una historia que se repite, cansina, sin grandes gestas,  como el volar de este campanario. Barcos pesqueros que van y vienen según se le antoje al viento Según lleguen las redes, se nutrirán estos habitantes y los de otros lares de langostinos, salmonetes, lenguados o rapes, lluernes o caballas, sardinitas plateadas y mucha morralla con la que preparar fondos para la cocina marinera y de barca.

Ametlla la pesca

Entre la iglesia y el puerto, como siempre ocurre, los marineros se solazan en algún rincón donde alguien cocine para ellos.

ametlla pueblo

Somos, como siempre,  observadores infiltrados en este pueblo, rebuscando como los gatos algo suculento que nos haga relamer los bigotes. Y, como casi siempre, damos con el rincón que nos gusta. Charlamos de cocina, de pescado, de vidas que transcurren lejos de las nuestras y, sin embargo, parecen las mismas  desde el momento que compartimos mesa.

ametlla bares con encantao

Dejarse llevar por el olfato es una buena costumbre que no hemos perdido. No necesitamos oropeles ni fastos alimentarios para ser felices, sino comer producto fresco, degustar platos francos, oir a las gentes del lugar.

ametlla comedor

En este pequeño bar donde una sola mujer se las apaña en una minúscula cocina han llegado hoy sardinitas muy vivas, mejillones del delta, almejas que saben mucho a mar y, cómo no, nos lanzamos a probar esta “anguila en suc”, variante de ese all i pebre del que presume todo el delta del Ebro y hasta la propia albufera valenciana.

ametlla almejasametlla sardinitasametlla anguila

Partir después de esta comida en el Bar Merino hacia San Carles  de la Ràpita es empezar con buen sabor de boca. Vamos a casa de Juanito, porque este hotel es la casa de mucha gente que se aloja aquí desde hace décadas.

Juanito

Cuando vemos la pasarela que recorre este hotel, sabemos que ha llegado el momento de saborear la calma, de pedir un arrós pelat, un licor blanquísimo de este cereal omnipresente, de dormir al arrullo de la olas.

juantio bello horizonte

juanito playaarroz pelta del juanito

Este clan de juanes que se mueven por el comedor vigilando cada detalle, cada movimiento, funciona como el engranaje de estos arrozales que nos rodean, controlando con exactitud cada etapa de la siembra y cosecha del arroz, alternando inundaciones y secanos para que la blanca garmínea de sus frutos a la par que comen los alados de este y otro continente.

arrozales del deltadelta bien

Paisajes de “Cañas y Barro“, de gente descalza y pueblos nuevos, donde no hay más – ni menos- que un atardecer de tormenta con aves a las que les alegra este  sombrio  color de las nubes.

delta el flamencodelta avesdelta cañas y barro

Por más que la mirada se empeña, la vida se nos escapa a la velocidad de un pez que salta, de un flamenco que camina con andares de vedette acuática. A tan pocos kilómetros de la civilización, recorriendo carreteras estrechas entre arrozal y arrozal, los mejillones , anclados en sus batea o muscleras se dibujan  en la línea del horizonte, mientras los niños, impasibles como los pájaros, siguen jugando.

musclerassan carles niños

Hijos de pescadores, tal vez, turistas ávidos de sol y juego, niños que sabrán del sabor de la arena sin necesitar virtualidad alguna. Cada mañana, en San Carles de la Ràpita,  la playa, el puerto son  el principio y el fin, como las redes que lo envuelven todo en una misma maraña.

lonja san carles

san carles casa

Nos sentamos a conversar, sin pantallas, frente al mar, antes de partir para Vinarós, el último rincón del delta del Ebro , ya en  la comunidad valenciana. ¿ Y si probamos algún pastisset? En Amposta, donde el río y su puente se abren en canal y enseñan las entrañas, compramos unos pequeños dulces rellenos de cabello de ángel, esos hilos dulzones que desde antiguo se entresacan de la madeja de una calabaza.

san carles de charla

pastisset amposta perfectoA Vinarós llegamos justo cuando la iglesia llama a sus feligreses a misa de doce. Su iglesia es tan coqueta, blanca y pulida como su mercado, cerrado en este día del Señor para que sus gentes se sienten en la plaza a aprovechar estos dulces rayos de primavera.

vinaros misa de doce

vinaros mercat

Y es que el sol abre el deseo de unirse a una fiesta que aflora por  todos los rincones: en el paseo, el puerto y en los apertivos de terraza dominical, para que no se diga que a uno  le faltó la oportunidad del pequeño placer de no hacer nada en esta vida de “trabajo, sudor y lágrimas“, la humilde dicha del que se sabe de tránsito. Nos sentamos a comer en algun rincón que lleve el sello del lugar y el olor a fritura recién hecha.

vinaros puerto

Hay, como siempre, familias endomingadas en Benicarló,  niñas de comunión, abuelos que se dejan besar, madres primerizas  que dan de mamar mientras comen ellas también. Los langostinos del delta del Ebro son un manjar rallado y escueto, los mejillones llegan calentitos, los chipirones son golosinas en forma de cefalópodo.

langostinos2mejillones del deltachipirones en benicarlo

Al atardecer, es el momento de ver a lo lejos lo que el Papa Luna y los Templarios le dejaron al pueblo de Peñíscola, pero reconocemos que el paseo ya no le hace justicia  a la belleza del montículo de este hereje con nombre bequeriano. ¡Nos vamos a buscar alcachofas!

peñiscola

alcachofas benicarlo detalle

Con ellas en la cesta donde también guardo mi kilo de arroz del delta de este “río que nos lleva“, nos despedimos de este rincón. ¡Hasta muy pronto!

san carles despedida1


Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin