ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía
La real burguer portada

La Real: la hamburguesa no pierde el cetro

La real burguer con setas

La Burgers Real con setas y una ensaladita, para una servidora.

La Real es una hamburguesería del Eixample que demuestra, una vez más,  que el reino del la comida rápida le pertenece. Después de unos años en en que las burguers se han quitado de encima el san Benito de la demonización alimentaria, por la ciudad proliferan lo que ahora llamos la hamburguesa gourmet. Todos conocemos ejemplos de lugares en los que nos pararíamos a comer una buena hamburguesa  porque sabemos que, además de disfrutar del bocadillo con más adeptos del mundo, existe la garantía de que sus ingredientes, sobre todo la carne y el pan, son de cierta calidad. Hoy os muestro uno más y os doy algunas razones para probarlas.

La real bebidas

Nuestras bebidas, un clásico y un té helado con una pimienta dulce guayabita.

En primer lugar, La Real tiene una buena relación calidad precio. No son hamburguesas gigantescas  que  te dejan cao para el resto del día. En segundo lugar,  porque añade a sus burgers otros elementos que  van más allá de la  típica carne picada –  la picanha, el pork belly tierno, hecho a baja temperatura, la vegetariana de garbanzos o la de pollo – con lo cual se aseguran un público heterogéneo con gustos y/o necesidades distintas. Y, finalmente, porque preparan  in situ muchos de los ingredientes que son el alma de las bugers que nos tientan, como las salsas barbacoas, el ketchpu de piquillos, las patatas paja, o los famosos tequeños venezolanos ( sí, hay un par de venezolanos detrás de este negocio),  el pan es artesanal, tipo brioche,  y las cervezas, también.  Sobre los hotdogs  no podemos opinar, pero prometemos volver un día a comernos uno de ellos. Siempre quedan cosas en la carta que uno obviamente  no puede probar de un sola sentada.

La real más tequeños

Los famosos tequeños venezolanos. Muy buena fritura y  algo más pequeñitos de los normal para que no se hagan muy pesados.

La real sala

En los entrantes hay también algunas alitas y unos nachos,  detalles clásicos,  sin pretensiones, un par de ensaladas , como la César o la de rulo de cabra,   y para acompañar, cómo no, tienes patatas de tres tipos, la paja ya nombradas, las bravas de la casa y las patatas dips que son la estrella de la freidora porque van recubiertas de una montaña de queso y un poco de aroma de trufa, esto último, para mi gusto, absolutamente innecesario.

La real burguer con raclette perfecto

La burger raclette y sus patatas dips. De vicio!

El local no es enorme, con lo cual uno no tiene  la sensación de estar en  una fábrica de comida, sino en el antiguo bar de la esquina que se ha modernizado para poder sobrevivir. La atención es, por tanto, mucho más personal y amable, el público es cercano y la atmósfera, en general, no le hace sentir a uno que resolvió la comida del día con un producto de fast food, sino con un buen bocadillo de carne picada con el queso  que a uno le gusta – ¡hay mucho queso por todas partes! Me encantó la hamburguesa raclette- y la cervecita fresca del Poblenou, la Edge Brewing.

En general, pues, un lugar agradable que se ha hecho ya un hueco en el barrio, una hamburguesería donde poder darte un capricho o, simplemente, comer bien por un módico precio.

La Real

Carrer de Valencia 285, Tienda 03,

08009 Barcelona

La real entrada


Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin