Las recetas de julio tienen como protagonistas a la huerta y el mar. Serán, principalmente, aquello que nos traiga la marea y la tierra lo que caiga en nuestro plato. A ser posible, durante la canícula estival, nuestras comidas serán rápidas, fáciles y muy refrescantes porque nuestro organismo nos va a pedir platos ligeros, frescos y de fácil digestión.

Cuando vayáis al mercado para preparar recetas de julio preguntad siempre por aquello que sea de temporada, os aseguraréis una compra más económica y un produto de mayor calidad. Con todo, la globalización nos permite ahora disfrutar de productos llegados de todo el mundo y es posible que os apetezcan frutas tropicales, alimentos exóticos de otras gastronomías o, simplemente, aquello que en el hemisferio Sur esté en su momento. Cada uno es muy libre de cocinar lo que le plazca, pero nosotros seguimos una dieta básicamente mediterránea y hacemos caso de los viejos consejos: comprar aquello que compran los soldados. Un viejo dicho que indica que cuando la soldadesca compra un producto es porque lo encuentra en abundancia, es bueno y es barato. Siempre les comento a mis colegas que descubren ahora la cocina de temporada y de proximidad: nihil nobum sub sole

Sancti Petri Cádiz

Vamos a emepzar con una receta que una mar y tierra. Aprovechad los buenos tomates de la variedad que más os gusten y haced todo tipo de recetas con ellos.

Ensalada de arroz y marisco en cor de bou

tomate relleno3

Las huertas estrán llenas de judías verdes, en algunos lugares también llamadas vainas. Estas de este color violeta las compramos en Santoña.

Judías verdes con tomates, queso cottage y anchoas

Ensalada de judías4

Aprovechando que habrá buenos tomates, podemos darle una pequeña vuelta de tuerca a nuestro guacamole tradicional para que sea más sabroso.

Aguacates: guacamole con cherrys confitados

Guacamole cherrys picoteo

El calabacin es un de los alimentos más ligeros porque su contenido en agua es muy grande. En sopa fría con yogurt y un poco de Tête de Moine está delicioso.

crema calabacin perfecta

El pepino también os irá muy bien para hidrataros y calmar la sed, pero hay quien no tolera muy bien su sabor en la clásicas ensaladas o en los gazpachos. En cambio nos funciona muy bien mezclado con yogurt, en salsa tzatziki griega. Fijaós en este bagel de salmón y aguacate acompañdo de esta salsa tan refrescante:

baguelsalmon3

Las berenjenas son una de nuestras hortalizas preferidas, pero quizás sea esta receta una de las más exitosas porque se prepara en 20 m. y puede comerse fría.

Rollitos de berenjenas con queso feta y salsa de tomate

Rollitos de berenjena

El cortísimo tiempo de las brevas nos dará para preparar recetas tan fáciles como esta:

Tartare de longaniza o salchichón, piñones y breva

Tartare de fuet con piñones

Las frutas tiene miles de aplicaciones. Podemos comerlas junto con platos salados, no siempre es necesario que las releguemos al postre. Esto, obviamente, no es ningún invento nuestro. En la Edad Media la fruta fresca era un lujo que se servía en primer lugar para que los comensales disfrutaran de sus dulces y frescos sabores.

Con las ciruelas podemos hacer este pollo asado

pollo con ciruelas bien

Las peras nos pueden servir para este entrante tan original: hojaldre de peras, cebolla confitada y Roquefort

cocca de peras

Con la sandía, disfrutaremos de una buena ensalada:

Ensalada de sandía, aguacate, queso fresco y avellanas

ensalada de sandi aguacate avellanas queso fresco albahaca tomate

Las cerezas nos gustan en cualquier momento del día, pero cuando hago este bizcocho tengo el éxito asegurado

Bizcocho de cerezas al anís

biscocho de cerezas

Y con albaricoques, por supuesto hacemos una buena mermelada que luego irá a parar a nuestra tarta Sacher

sacher perfecta

Las sardinas, al igual que todo el pescado azul,  lo comeremos a la brasa, en fritura o adobo, al horno, en escabeche o en cazuela:

Cazuela de sardinas, limón y hierbabuena

cazuela sardinas6

También seguiremos comiendo buenas merluzas de pincho, lubinas o doradas.

Caldereta de lubina

calderat de lubina portada

Y prepararemos arroces con lo que tengamos a mano para festejar cualquier ocasión:

Arroz melosos de bogavante y almejas

paella_mama_1

Y cuando queramos comer algo de carne, buscaremos entre nuestras recetas más fáciles y ligeras, como este solomillo de cerdo con moixernons ( setas de primavera) y queso Payoyo

solomillo3