Las recetas de enero están marcadas por varios condicionantes. En primer lugar, obviamente, por el fin de las fiestas navideñas y la necesidad de volver a una cierta normalidad, sin atracones y excesos. En segundo lugar, por el deseo de perder el peso que casi todos hemos ganado durante las comilonas pantagruélicas de la Navidad y, en tercer lugar y no menos importante, por la urgencia de ajustar nuestro maltrecho presupuesto tras el derroche vivido. Toca, pues, subir la temida cuesta de enero.

Para conseguir todo esto- o,  al menos, intentarlo, las recetas de enero han de estar llenas de productos de temporada, han de ser “cocina de mercado en sentido estricto“. Hay que patearse la plaza, los mercadillos semanales y mensuales, y todos aquellos lugares que nos ofrezcan producto fresco de la estación, porque, de lo contrario, estaremos comprando alimentos mucho más caros debido al coste de su transporte y, por descontado,  de peor calidad.

Los que creáis que las recetas de enero van a ser aburridas, ya os  digo, desde este momento,  que os equivocaís. Cada ciclo del tiempo nos provee de aquellos alimentos que vamos a necesitar para afrontar las características de la estación. La naturaleza es sabia. Es decir, si enero es el mes más frío, no busqueís tomates para haceros sopas frías o sardinas hermosas para espetos, sino buenos cítricos para mantener a raya los resfriados con grandes dosis de vitamina C, buenas legumbres para cocidos y sopas que nos ayudarán a combatir el frío, raíces y verduras de hoja verde,  y el animal totémico del invierno: el cerdo. Sin su ayuda anual, nuestras hambrunas seculares hubieran sido mucho más feroces, sobre todo para el pueblo llano, ávido y necesitado de la única carne, siempre muy poca, que podían llevarse a la boca. El cerdo/cochino/guarro, o como le llaméis, ha sido y es  la dosis de proteína animal imprescindible que la mayoría de los pueblos y grupos humanos omnívoros de este planeta, exceptuando musulmanes y judíos, hemos visto en nuestras ollas una vez que al pobre gorrino le ha llegado su San Martín.

Y dicho esto, vamos a hacer nuestra recopilación mensual de recetas de mercado. Hoy productos y recetas de enero. Buen provecho y feliz cocina!

Las ensaladas sin tomate siguen siendo buenas ensaladas. Busca combinaciones de fruta fresca y seca, con escarolas, espinacas tiernas y raices y verás que resultados tan sorprendente.

Ensalada de hinojo, naranja, remolacha, cebolla morada, zanahoria y una vinagreta de cítricos.

ensalada de hginojo mejorada

Ensalada templada de calabaza asada con queso de cabra y avellanas

ensa calabaza detalles

Ensalada de espinacas, manzana, Roquefort  y vinagreta de anís estrellado con frutos secos

IMG_6958

Ensalada de col lombarda, cebolleta y manzana con anacardos

perfecta

Ensalada de achicoria, célerí y salsa remoulade

rodizio y remoulade

Ensalada de patata con oreja de cerdo y un toque de chile

de patat y oreja

Patatas enmascaradas con camagrocs. Uno de los platos de aprovechamiento de las grandes sopas o cocidos, como la catalana escudella barrejada:

patatas enmascaradas

Vamos a por las verduras: imprescindible no olvidar bróquil, coliflor, col, ajetes tiernos, alcachofas, espinacas, acelgas, puerros, etc

Brócoli con ajetes, panceta  y queso tetilla

brocoli queso

El típico brócoli verde  cocinado al vapor, con un poco más de salsa de quesos y unos cuantos cacahuetes por encima. En este caso estaban recubiertos de chile. Un brócoli muy gourmet

brócoli con salsa de queso perfecta

El clásico  trinxat de la Cerdanya pero con torreznos de Soria y queso brie

Trinxat5

Una crema de patatas con verduras de invierno salteadas y un poco de morcilla de arroz

parmentier-con-verduras-de-invierno-y-setas-848x477

Si nos cuesta comer verduras o nuestros hijos se quejan cuando les ponemos un plato de acelgas – aunque habrá que ir acostumbrándoles poco a poco, porque son esenciales- siempre podemos incluirlas en tartas, cocas, pizzas y, por supuesto,  en cremas:

Esta coca pizza- está hecha con una base de pizza ya preparada que encuentras en cualquier súper-  incluye bimis y un montón de verduras más algo de rulo de cabra

IMG_7833

Este bocadilllo está hecho con espinacas frescas, piparras, rabanitos  y sardinas en aceite: es bueno, fácil, sano y barato

bocata sardinas - copia

Esta es nuestra quiche de espinacas, feta y cherrys

quiche de espinacas cherry feta

La tortilla de verduras es un gran invento: esta está preparada  con espárragos trigueros y tomate seco

tortilla esparrago bacon tomate deshidratado

Y no os gusta la de espinacas, salmón y queso crema?

tortilla espinacas

O la de alcachofas y ajos tiernos?

tortilla alcachofas 2

En crema podemos preparar una coliflor acompañándola de migas de jamón que hará que veas la coliflor de otra forma:

cream de coliflor, patata, cebolleta, ajo, jengibre y migas de jamón

Los puerros también resultan deliciosos de esta guisa. Si lo acompañas de unas chips de alcachofas tendrás una crema deliciosa y reconfortante:

crema de puerros

En enero las raíces como la chiribía, el céleri o apionabo, los nabos, los rábanos, el colinabo o  la remolacha están en su mejor momento:

Créma de céleri, jengibre y gambas:

crema de apionabo 1

Crema de remolacha con avellanas y queso Arzúa Ulloa:

 

crema de remolacha bien arzua ulloa avellanas

También probamos un risotto de remolacha  con panceta adobada y tomillo que nos gusto mucho:

rissotto remolacha

Los platos sencillos, tradicionales y que levantan el ánimo en un día de frío, como unas buenas patatas riojanas, no tienen precio:)

patatas riojanas

El apartado legumbres es, sin lugar a dudas, nuestro preferido en este mes. Comer de cuchara reconforta, es barato, sencillo y no siempre tiene porque estar saturado de grasas:

Lentejas veganas: con verduras, hinojo y cúrcuma. Perfectas para comer una raíz de invierno muy perfumada y una especia que le dará un sabor y aroma especial.

lentejas veganas con hinojo y apio

Aunque,  si las quieres estofadas con su chorizo y su panceta, no hay problema. También tenemos la receta:

lenteja pardina en dos texturas torreznos

Las judías son nuestra debilidad. Las judías del ganxet acompañadas de tripa de bacalao son pura untuosidad:

tripa de bacallà

O acompañadas de un buen cuello de cordero:

caldereta de xai

En el apartado de las carnes ya hemos dicho que el cerdo es el rey. Pero si queremos perder peso y, de paso, sanear la cuenta corriente, habrá que comer carne blanca: pollo, pavo, conejo, etc. Dejamos el cerdo para el mes que viene , cuando Don Carnal nos de su bendición.

Te dejamos 8 recetas con pollo muy fáciles y sabrosas:

arroz jamoncitos

Estofado de pavo con llanegues

estofado de pavo con llanegues

Conejo con salvia, almendras y Jerez

conejo salvia 4

Un  contramuslo de pavo adobado con verduras asadas

brocheta de pavo marinado

Entre los pescados, y antes de que la Cuaresma nos meta de cabeza entre pucheros de bacalao, congrio, arenques,  sardinas o anchoas, nos gustan los pescados como el salmón, presente siempre en todas las épocas del año y beneficiosos por su buen aporte de Omega3

Salmón en crosta con arroz venere

salmon arroz venere

La lubina con salsa de hinojo es ligera y está espectacular

lubina hinojo2

Los filetes de gallo en forma de popietas y una crema de guisantes de base es una manera muy completa de comer pescado y legumbres de una tacada:

`popietas de gallo con crema de gusiasantes, puerro y patats con hierbabuena con cherry asado con

Y también solemos comer muchos mejillones, porque es un marisco sabroso y humilde que nunca deja de sorprendernos:

Mejillones al modo thai

EMPLATAT FINAL 2

Preparamos las famosas sopas de  mejillones  y galeras, un marisco que empezó con un humilde origen, pero cuyo valor gastronómico es cada vez más reconocido:

sopa galeras 1

Si te sobran alguno,  puedes preparar esta pescadilla con una salsa a base de mejillones: espectacular!

pescadilla con crema de mejillones y gambas

Y eso sí, procuramos no abusar de los dulces, porque la Navidad suele dejar regalitos en forma de azúcar en sangre e hígados muy saturados, así que, si comemos algo dulce, preferimos postres con frutas o yogourt:

Couscous con higos, manzana, nueces y salsa de yogourt:

couscous dulce

 

 

 

 

 

 

 

, legumbres, pescado lubina al hinojo  bacalao, galeras, mejillones,  y carne