Con harina de almendras y fresas  hoy vamos a hacer una tarta muy esponjosa y sencilla,  fácil incluso para alguien como yo, no demasiado amante de los postres. La repostería me parece un arte con reglas muy exactas para gente meticulosa y yo no siempre puedo presumir de esta cualidad. Normalmente tengo demasido trabajo como para dedicarlo al mundo dulce y suelo emplear mi tiempo en la cocina para aquello que es absolutamente imprescindible,  y ya sabemos que del azúcar podemos prescindir.

Con todo, de vez en cuando, me gusta obsequiar a mi gente con un postre que esté a mi altura y que yo considere que es, digamos, algo más “saludable” . Me encantan los bizcochos y las tartas que llevan fruta de temporada y también las harinas diferentes para no tener que recurrir siempre a la clásica de trigo,  blanca y refinada. Así, hemos hecho bizcochos y tartas con  avena,  hemos mezclado coco y zanahoria o hemos utilizado en alguna ocasión esta harina de almendras que ahora me dispongo a acabar para que no se estropee lo que me quedó en la bolsa la última vez que la utilicé. Ya sabéis: aquí no se tira nada.

Pastel de zanahoria, coco y chocolate

Tarta_Leny

Tarta de almendras y chocolate con esencia de rosas

tarta chco7

También tenía unas fresas que no habían salido todo lo dulces que yo esperaba y amenazaban con pudrirse en la nevera. Así que esta vez me dije ¿por qué no volver a mezclar almendras y fresas? Los ingredientes ya estaban en mi nevera y el procedimiento era muy básico. En poco más de media hora preparé la base de esta tarta, en otros 40 la horneé y en 10 m. voló. Os cuento cómo hacer este postre/merienda que resultó ser un éxito…incluso para los aprendices de repostero:)

tarta de almendras genial