Hay platos navideños que siempre vuelven, como el hijo del turrón televisivo y la lotería navideña. Podemos cambiar algún ingrediente, darle nuestro toque personal y más modernito, pero los platos navideños que siempre triunfan son los más clásicos. Es así. Somos animales de costumbres.

En general, estas fiestas están hechas de repeticiones,  rituales, de símbolos, por lo que la comida, aunque para algunos más rupturistas sea un fastidio, suele estar marcada por la tradición (palabra ambigua donde las haya y de la que un día ya hablaremos largo y tendido). Ella nos conduce cada año a repetir los mismos platos navideños para que la gente que se sienta en nuestra mesa se sienta- valga la redundancia-  reconfortada con  unos elementos en los que se reconoce para reforzar  una identidad grupal basada en  recetas más o menos familiares, del terruño o de la cultura a la que se pertenece.

Digamos que, en Navidad, prima el confort food: expresión anglosajona que indica que uno necesita comer algo que le asegure que está como en su casa, aunque en su casa se tiren los “platos navideños” por la cabeza.

Pero no entraremos en trifulcas familiares, ni en todas aquellas cosillas, temas pendientes que nos da por solucionar  en el peor de los momentos. Tal vez porque la mesa, como lugar de comunicación por excelencia, es un arma de doble filo: si te obligan a pasar 3 horas sentada delante de tus “seres queridos” una vez al año, lo más probable es que salgan a relucir trapos muy, muy sucios. Por eso, paz a los hombres.…. y léetete estos consejos.

Como no es nuestro papel hacer de mediadores familiares- ya tenemos bastante con lo nuestro- ni escribir páginas de pseudopsicología, hoy llamada autoajuda superventas, pasamos directamente a explicarte  cuáles son nuestros tradicionales platos navideños que nunca fallan ( o tienen poco margen de error, como las encuestas:)

Tras los aperitivos, de los que ya hablaremos otro día porque aquí sí que puedes sacar tu vena creativa, de primero, siempre una sopa:

Escudella con hatillos ( farcellets)

escudella 1

Nos gustan mucho las cremas de marisco

Bisque1

O alguna ensalada de col lomarda

portada mejor

La ensalada de micuit y granada

ens micuit logo1

Los clásicos canelones de rustido

canelones bien 1

El incombustible brazo de gitano de patata y mil cosas dentro :  pescado, carne, atún y horatalizas, olivas, huevos, pimientos, etc, etc…..

pastel de patata, atun, toimate seco,...

El pollo de grano, capón o pavo relleno es incombustible. Siempre es un buen recurso cuando hay mucha gente en la mesa y mucho trasto en la cocina. Acuérdate de tu gran aliado: el horno

pollo navidda 7

El cochinillo, cómo no

Cochinillo7

La ternera. O bien en el clásico solomillo con foie:

IMG_0412En fricandó o carne de ternera guisada con setas:

tall_rodo

La terrina de salmón

pastel de salmón 1

El suquet de rape y almejas

suquet bienO el suquet de rodaballo

suquet de rodaballo al ajo negro

Y, a veces, hasta la cazuela de albóndigas con cigalas

sepia con albóndigas con logo

De postre, mucho turrón, polvorones, mantecados, neules, roscos de vinos, alfajores, o cualquiera que sea la especialidad dulce de vuestro pueblo o ciudad, siempre de  la mejor calidad.  Hay que dar siempre trabajo a los artesanos que son, como los Reyes Magos, los que más trabajan estos días. ¡Felices Fiestas!

turrones45