Primavera Foto Paco la gran comilona

Imagen: Francisco Postigo

Las recetas de marzo, metáfora de un  tiempo de cambios. Hará viento, quizás llueva, y no nos acordemos de  que la primavera está a la vuelta de la esquina si no fuera porque la publicidad nos da la primicia. Las recetas de marzo son las visagras entre el pasado que se nos va, con pereza, cansinamente, y el futuro, que se entreabre tímido, como los narcisos, tan fugaces y delicados que apenas logro conservarlos una semana. Más explosivas  llegarán las clívias, naranjas, orgullosas  y vibrantes, como pomelos que esconden la amargura bajo  las capas de color, como las señoras de entrada edad.

Cocinaremos en este mes recetas de marzo que serán un buen augurio, como debe ser en  toda primavera que se precie:

Mi corazón espera

también, hacia la luz y hacia la vida,

otro milagro de la primavera.

Antonio Machado,  siempre el pobre Antonio resonando en mi cabeza como un soniquete de agua hirviendo. Poeta  testarudo,  dolorido, aboyada el alma como  cazuela vieja, esperando el tiempo preciso para cada cosa. ¿ Y si la cocina no fuera más que un poema, como insinúa mi admirado Ignasi Riera en el llibre d’hores del ben menjar ?

Pero no aspiremos a tanto. Conformémonos con hacerte saber que tendrás en el mercado los cítricos invernales conviviendo con  las primeras fresas; más habas, tirabeques y guisantes y, quizás, rezagadas alcachofas y calçots. Los repollos, si la bonanza se resite,  aún serán gordos y tiernas sus hojas. Los primeros, hermosos espárragos blancos de Gavà y de Navarra llegarán con cuentagotas a los mercados.   Los trigueros y lo “de marge“, que algunos recogerán al borde del camino. Las hierbas aromáticas florecerán perfumándolo todo.  Las comerán las abejas y los corderitos, que serán buenos y tiernos,  como los pastos en primavera. Y en el mar, desovarán las sepias y algunos bonitos empezarán a asomar la aleta, junto con las caballas.  Pero el rey, puesto que llegará la Cuaresma, será el bacalao.

perello-barra-1-848x477

Buen provecho a todos!

Carpaccio de pavo con pomelo, mozarella y vinagreta de naranja sanguina

EMPLATAT FINAL

Crema de mandarinas y nueces garrapiñadas

crema de mandarinas perfecta

Las primeras fresas, aún no demasido dulces, pueden servir como acompañamiento de ensaladas, tartas, o, incluso, para preparar una gelatina natural con la que acompañar a un arroz con leche. Para hacer esta gelatina de fresas, simplemente, convierte en coulis 1/2 kg. de fresas, añade cuando esté caliente aún 4 hojas de gelatina y ponlas sobre lo que más te guste. Deja enfriar en la nevera. El resultado es este arroz con leche con gelatina casera de fresas

arroz con gelatina inst1

También las utilizaremos como guarnición de una vichissoise con fresas, espárragos y bombones de queso de cabra

vichissoise.jpg1

Las habéis probado sobre unas bruschettas de queso Camembert?

EMPLATAT FINAL

Esta ensalada de espárragos  blancos  y navajas es una verdadera delicia. Para comer con los dedos y con los ojos cerrados, musitando versos…..

esparragos navajas8

Pero los espárragos trigueros estrán por todas partes, incluso en un arroz de bacalao y salvia

arroz de bacala o trigueros y un toque de salvia

Comeremos habas, también en ensalada

ensalada de habas 1

Y quedarán guisantes,  y estas curiosas vainas, los tirabeques. Añadidlos a un pulpo o calmar encebollado en el último momento, a penas cinco minutos de cocción le bastarán

pulpo encebollado patata vileta triabeque

El cordero será tierno. Con su cuello y unas buenas judías del ganxet haremos calderetas como esta. La foto es de Enrique Marco y nos la hizo tras nuestro paso por el programa Cuines, de TV·, en donde preparamos este delicioso guiso. Pincha en el link si quieres volver a ver el vídeo:)

big_calderetaxai-640x477

Las albóndigas de cordero con trigo tierno, canela y orégano  serán un plato de casa, suculento, amoroso:

albon coredro trigo tierno

Y acabaremos con todas las alcachofas y calçots que se nos pongan a tiro con cazuelas de fideos tan simples como esta: un buen sofrito- de calçots y tomate- costilla de cerdo,  butifarra negra, alcachofas a  cuartos en los últimos minutos, un poco de fondo moreno  y …listo! Te dejamos el link de otras cazuelas de fideos casi similares a esta para que veas que son muy sencillas.

FIDEOS A LA CAZUELA9

Como nos gusta la casquería, prepararemos unos morros a la vizcaína, un poco más primaverales.

Morros a la vizcaina salsa de primavera

Con las coles y repollos haremos los últimos trinxats y prepararemos hatillos que rellenaremos de carne picada, un poco de pisto y gratinaremos al horno con una buena salsa aurora.

hatillos perfecto

La Cuaresma, aunque ya no sigamos al pie de la letra sus preceptos religiosos de abstinencia y contención de la gula, estará presente en nuestras mesas con más abundancia de pescado que de carne, y , es posible que, entonces, hagamos unas algóndigas de merluza con salsa de almedras y azafrán.

albondigas bacalao2

Tendremos ganas de comer ya pescado azul, pero, como aún serán pequeñas y menos grasientas que en pleno verano, las caballa en escabeche de esta época las haremos con cítricos y especias.

caballa natanj

Y el rey del pescado será, como cada Cuaresma, el bacalao. Este está confitado, sobre una cama de espinacas salteadas y un pesto rojo

bacalao pesto rojo1

Y cuando llegue la Semana Santa, habrá bacalao con garbanzos, espinacas y su pellizco de comino. El gran guiso de la Semana Santa

bacalao con garbanzos