de b etanzos

Picnics de verano. ¿Cuántas veces habremos preparado comidas para llevar al campo o a la playa y creemos que todo se reduce a una buena tortilla de patatas y  filetes empanados? Es verdad que cuando sales a comer al aire libre todo está muy bueno,  parece que el mar y la playa nos abren el apetito o, simplemente, porque el hecho de compartir un picnic o comida informal entre amigos- ellos son lo importante-  lo convierte todo en una mesa deliciosa, un momento memorable.  Pero, si empiezas a estar cansado de llevar siempre lo mismo y te gustaría darle un toque original a tus picnics, te hemos preparado una lista de recetas que te ayudarán a salir de la monotonía, a sorprender un poco a los tuyos y a convertir  esa mesa improvisada y divertida en un verdadero festín al aire libre.

Empanada de bacalao, tomate frito y pimientos de Isla ( puedes cambiarlos por pimientos del Padrón o de cualquier  otro tipo). La empanada es la receta del más antiguo picnic de la historia. Se inventó para que cualquier cosa pudiera transportarse dentro de una masa de cereal y se conservara durante largas horas. Échale imaginación a tus empanadas!

Emapanada bacalao1

Coca de cebolla caramelizada, sardinas y uvas. Perfecta para comer pescado de temporada  en frío

coca de sardinas 6

Mini filetes rusos de pollo y butifarra negra con salsa de barbacoa: 

Esta protohamburguesa sustituye a la hamburguesa en cualquier picnic que se precie, pero nadie dice que tengan  que ser de carne de cerdo y ternera  obligatoriamente. Nosotros hemos mezclado carne picada de pollo ( picada por mi pollera de confianza:)) con un poco de butifarra negra desmigada, para darle un toque más subidito, menos inocentón. Teníamos como unos 400 gr. de pollo y 200 gr. de butifarra negra.

La hemos puesto en un bol. Le hemos añadido  la miga de 2 rebanadas de pan de molde mojada en leche. A tu gusto. Yo prefiero que mis filetes queden suaves, por lo que abuso de esta mezcla. Luego, para que me queden de la textura que yo quiero voy añadiendo pan rallado hasta que lo puedo moldear.

También añado uno o dos huevos enteros en ese bol, uno o dos dientes de ajo y bastante perejil, aunque también puedes jugar con las hierbas aromáticas. Quizás orégano, o salvia, cebollino…Inventa, prueba, arriesga.

No olvides la sal de la vida y su compañera picante. Por cierto, una punta de canela molida también le va al pelo, como en la película “Un toque de canela”

Finalmente, dales el tamaño  que quieras, rebózalos  en huevo y pan rallado mezclado con sésamo para darle un  toque  más crujiente y añádele tu salsa barbacoa preferida.

filtes rusos pollo butifarra

Las quiches o tartas saladas son mi mejor arma contra los picnics aburridos. Pinchando este enlace verás de cuántos tipos las hemos preparado. Quiche de calabacín, bacón, cebolla y queso ricotta

quiche de bacon, calabacín, cebolla y ricotta

Terrina de carne, espinacas y fruta seca al Oporto.  Esto son palabras mayores. Para picnics de altura:)

Las terrinas o pasteles fríos de carne o pescado son mi debilidad. Los hago el día anterior, los guardo bien tapados en la nevera  y, llegado el momento,  lo pongo encima de la mesa para que cada cuál se sirva el trozo que quiera. Acompaña éste con un poco de mostaza y verás qué gran resultado. Encima, tienes una receta adaptable a cualquier otra ocasión.  

_MG_9908

Esta ensalada de pavo, mozarella y pomelo  con vinagreta de avellanas y cítricos es para los que no quieren un picnic demasiado pesado o necesitan cuidarse. Si la adaptas como receta de picnic,  lleva los ingredientes por separado y alíñala en el último momento.

ens a de pavo y pomelo

Más ensaladas frescas y sanas. Para picnics muy saludables: La ensalada griega con bombones de feta y sésamo negro.  No lo olvides: aliña in situ.

La griega con bombones de feta y queso crema

Las tortillas. Como no! Siempre magníficas, pero, ¡ojo! No podéis dejarlas muy  babosas y olvidarlas al sol:  la salmonelosis es una cosa muy seria. Tenéis que dejarlas un poco más hechas de lo normal o buscar ingredientes tiernos que permitan tortillas de picnic bien suculentas. Como, por ejemplo, esta gran tortilla de tumbet

truita de tumbert mallorquin

Las papas aliñás o la clásica ensaladilla andaluza. Sin mahonesas, sin montones de ingredientes, ultrafácil y deliciosa:  patata cocida  y cortada en trozos, atún o bonito, aceitunas negras, pimiento verde bien picado, cebolleta bien picada, hierbas de tu gusto, aceite, sal y vinagre de Jerez. Si te gustan los huevos de codorniz cocidos, ponle algunos, entonces tendrás un plato completo.

papas bien

Ensalada de garbanzos, gambitas, cherrys y habas

Aunque no sea temporada de habas, puedes encontrarlas en conserva o congeladas  y hacer ensaladas deliciosas. Consejo básico: no la aliñes hasta el último momento, de lo contrario  la sal hará que el tomate suelte toda su agua y quedará como un charco.

ensa de garbanzos 4 (2)

Y un qué tal un poco de Humus con zumaque y olivada?  Es otra manera de comer legumbres en una versión muy fresca.

hummus 3

Pero, podemos añadir algo más de carne a los picnics en alguna receta que sea muy fácil?  La carne de los picnics no siempre tiene por qué ser un roast beef. Las altas temperaturas no ayudan a la conservación de la carne cruda.  Por qué no unas salchichas de pollo y cerdo salteadas con pimientos, berenjenas, un chorrito de vino y un poco de romero. Acompáñalo con couscous  o mételas en una buena baguette y disfrútalas en plan bocata.

salchichas, verduras, gengibre, coñac, salvia, romero

Sí, también hago ensaladas de arroz o pasta. Esta lleva arroz largo, cherrys, mejillones al vapor que sobraron  del día anterior ( pueden ser en lata), palitos de cangrejo, hierbas y aceitunas.

ensa de arroz largo, marisco, verduras, hierbas, aceitunas negras

Ensalada de pasta con manzana, queso azul, un poco de maíz, unas nueces y cuatro tomatitos con un poco de rúcula.  Sin mahonesas. Aceite, limón  y hierbas en el último momento. C’est tout:)

ens pasta manzana nueces roquefort mejorada

Sea como sea,  y hagas lo que hagas, disfrutad del verano y de esos picnics maravillosos que, como en nuestra infancia,  tanto nos han ayudado a vivir esos mágicos momentos. Buen provecho!