sopa de sandia

Esta receta es tan fácil  que casi me bastaría señalar los ingredientes para que pudiera hacerla sin problema. Pero vamos a ir por orden.

En  verano nunca faltan cantidades ingentes de frutas en mi casa. Creo que es una de las grandes ventajas de la cultura gastronómica mediterránea.  Además de los albaricoque, las nectarinas, las ciruelas, las cerezas y las peras, nos encantan los melones y las sandías por la cantidad de agua que contienen. Es muy importante pensar en este aspecto en pleno canícula estival, sobre todo si tienes niños o personas mayores en casa. El peor enemigo de estos grupos de edad es la deshidratación.

Por otra parte, a quién no le gusta una sandía fresquita y dulce? Es perfecta a cualquier hora. Pensad en ella como un aliado en vuestras sopas y frías y gazpachos, veréis que toque dulce más interesante aporta.

Hoy os sugiero una receta de postre o merienda que les va a encantar a todos esos niños ( y adultos) a los que les cuesta coger una pieza de fruta.  Mezclando  las frutas en una batidora, añadiendo un yogurt y decorando con un toquectito chocolatado y crujiente vais a ver cómo se las zampan sin protestar. Ya me contarás:)