Bocadillos originales o de cómo resolver una buena cena en un plis plas. Este podría ser el título más completo para este post en el que queremos recopilar algunos de nuestros mejores bocatas. No sé si son los bocadillos más originales del mundo,- tampoco es nuestra pretensión-, pero sí los que más nos han gustado a nosotros, a nuestra familia, a nuestros amigos, aquellos que vosotros también podéis hacer en vuestras casas cuando disponéis de poco tiempo y no renunciáis a comer bien, es decir, a una cena sabrosa lo más saludable posible.

Estos bocadillos originales, si me permitís de nuevo esta pequeña petulancia, lo son porque intentamos dar una pequeña vuelta de tuerca a nuestro repertorio clásico del pan con embutido a secas o, como mucho, frotado con tomate a la manera catalana. No hay nada de malo en ello, obviamente. Simplemente, creemos que la mayoría de nosotros recurrimos al bocadillo cuando nos falta tiempo e ideas o, peor aún, andamos escasos de presupuesto. De ahí que hayamos condenado al pobre bocata a esa condición de actor secundario en los recetarios, a aparecer en nuestras mesas cuando no hay nada ni nadie dispuesto a ofrecernos algo más elaborado. ¡Craso error! En un momento en que el pan retoma su condición de alimento de calidad después de unos años de abandono y desconocimiento, pensar en cómo llenar dos buenas rebanadas con algo rico, apetecible y sorprendente es de lo más divertido, un reto que os animo a descubrir para que cuando os hagáis un buen bocadillo tengáis entre pan y pan una deliciosa y completa forma de comer. ¡Buen provecho!

Bocadillo de bresaola, queso fresco, tomate y cebolla salteada. Nos encanta este embutido italiano de ternera, así como sus posibles combinaciones con diferentes hortalizas. En este caso, hemos calentado el pan después de untarlo con una mantequilla que nosotros hemos mezclado con un poco de albahaca. Probadlo con unos pimientos asados o con unas piparras y tendréis  ovación y vuelta al ruedo:)

bacadillo bresaola

¿Y a quién no le gusta un bagel de salmón con aguacate y queso crema? Acompañado de un poco de tzatziki  y crudités es una comida o cena de lo más saludable.

baguel6

En Catalunya tenemos un pan blanco muy bueno que llamamos llonguet. Tiene una corteza rugosa y una miga muy blanca y es ideal para los amantes del pan más auténtico y los buenos bocadillos. Aquí lo hemos rellenado de provolone, mortadela, calabacín a la plancha y una mahonesa de mostaza antigua. ¡Fantástico en su simplicidad!

llonguet de mortadella mejorado

Para los más clásicos,  un  buen croque madame, el  bocadillo francés que se prepara con jamón cocido y queso ( a mí me gusta con  emmental). También aquí se untan las rebanadas  de pan de molde con mantequilla y se calientan bien en una plancha hasta que funda el queso. Luego se cubre de bechamel y se corona con un huevo frito.

IMG_7440

Con esta variante de  croque madame  de queso azul  hemos disfrutado un montón. Está preparado con gorgonzola, mortadela y  tiene una capa de cebolla confitada  en lugar de bechamel  (las hay ya preparadas en la tiendas y supermercados. Procurad que no tenga mucha azúcar) y un huevo en la cima.

bikini gorgonzola perfecto

A veces también nos gustan los que por aquí llaman mallorquines, porque incluyen  sobrasada, queso y miel. Este lleva un poco de miel de acacia trufada en su interior.

 

bocata sobrasada 2

¿Y qué sería de nosotros sin nuestro clásicos bocatas de lomo? ¿Qué tal un serranito de lomo,  brie, pimiento frito y ajos confitados? ¿Fácil y rico, no? Si queréis, podéis añadirle un poco de jamón, obviamente:)

serranito - copia

Y este es de lomo ibérico con queso, tomate y berenjena a la plancha.  La reducción de balsámico trufado es opcional, pero tiene su punto gourmet.

Lomo iberico tomate berenjena

Las butifarras son un clásico por estos lares, por eso en casa  nunca faltan las  crudas, para hacer a la parrilla, las que incluyen otros ingredientes, como setas o escalivada, las negras y las de huevo, que son muy suaves y típicas en la época de Carnaval. Aquí tenemos nuestra chapata de butifarra de huevo  con unas rodajas de tomate, lechuga y una olivada casera que le viene de perlas a las verduras a la plancha que la acompañan.

bocata butifarra dòu i olivada

¿Y qué sería de nosotros sin nuestros bocatas de atún? Este maravilloso pan de aceite es la base de un bocadillo de atún y hortalizas que está para chuparse los dedos

bocadillo de atun - copia

Y lo mismo podríamos decir de los bocatas de sardinas. Cuántas  excursiones y viajes no habrán vivido una simple lata de sardinillas en aceite de oliva, en tomate o en escabeche.  Estas  que veis aquí las hemos acompañado de unas espinacas salteadas para rizar el rizo del “bocata saludable“. No olvidéis nunca  tenerlas en vuestra despensa. Las buenas conservas dan para muchas recetas. Y si no, tiempo al tiempo:)

bocata sardinas - copia

Y para finalizar nuestro pincho estrella: tomate, boquerones marinados, queso de oveja y setas de temporada

costrini de revista rusiñol