ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía

LLamber: de Avilés a Barcelona

llamber

 

Desde que Llamber abrió en Barcelona tras el éxito cosechado en Avilés, se han ido sucediendo las crónicas y las críticas de periodistas y bloggeros que, por lo general, daban su aprobado a esta taberna gastronómica anclada en pleno centro del  Born. Fran Heras, asturiano él, y su mujer Eva Arbonés, responsable de la logradísima decoración y de la selección de la bodega, no pretendieron al principio subrayar  en exceso la raíz asturiana del local, a pesar de que el verbo que le da nombre al local- Llamber–  forma parte del astur-leonés, uno  de esos dialectos peninsulares  en vías de extinción  y cuyo significado no es otro que el de picotear de aquí y de allá en buena compañía.

Pero poco a poco el público, que es quien “paga i mana“,  ha ido exigiendo producto asturiano, plato asturiano, es decir, ha ido pidiendo localismo, seña de identidad.

Si bien es cierto que las elaboraciones de la carta,  los platillos  y las tapas- incluso mini-tapas- que se pueden degustar,  en la barra o en el comedor, responden en cualquier caso al deseo de que el comensal encuentre en el plato un grado de perfección óptima, un producto de calidad en  un ambiente cálido ( como en mi casa, en nuestra masía del Pirineo, me comenta Eva),  y a un precio acorde con la coyuntura económica (  con la honestidad, por encima de todo, añadiría yo, soplen los vientos que soplen), la asturianidad de LLamber se ha ido imponiendo por deseo del respetable que demandaba una sidra en condiciones para acompañar el nuevo menú de mediodía, 100% del Reino de Don Pelayo.

cabrales cangas

 

Como es lógico no faltaron en este menú  los quesos en todas sus formas, en patatinas con cabrales, el pescado, un rape o pixín frito en bocaditos golosos, un chorizo a la sidra, un pastel de cabracho con salsa tártara y encurtido, una fabada mantecosa, con fabes IGP– cuidadito con los timos de otros lares-  con su compango de rigor, una fabada de las de comer hasta parecer una boa constrictor ( algunos repitieron!), escalopines al cabrales, arroz con leche y quesos picantones, asturianos, mineros algunos, sabrosos y con recuerdos a mantequilla todos ellos, a cueva, a prado, a lluvia. Pero Fran hablaba también con entusiasmo del cordero  y la ternera de su tierra,  del gochu Asturcelta, variedades autóctonas en vías de recuperación gracias a la petición de público, como usted y como yo, que quiere volver a la  taberna, gastronómica, vieja o nueva, pero de verdad (las tendencias y las modas son demasiado cansinas de puro efímeras. Y sus gurús, también) unos fogones honestos y un producto que sea local, fresco, propio,  capaz de recuperar  el imaginario culinario que toda nación lleva en su ADN. Aunque el señor Regol la tache de “cocina refugio“. Quizás es que está lloviendo demasiado…..

fabes

Al margen de este menú regado con sidra Emilio Martínez, Brut Nature, designada mejor sidra espumosa en el salón de la sidra DOP 2012, los que deseen  comer algo distinto a lo que necesita un ciclista sin dopaje  para subir a los Picos de Europa con buen ánimo, también cabe la posibilidad de rendirle pleitesía a los arroces- el Marenostrum es  ahora su nuevo hogar!- con sepionetas, con foies, con gambas rojas-, pulpos gratinados con quesos de los caserinos, cómo no,  o cosillas para compartir y disfrutar tipo fondues de parmesano con trigueros, y langostinos, sardinillas, bocartes, berberechos,  o tablas de chacinas  selectas.

En cualquier caso, esta taberna, casa de comida,  o lo que   Fran y su señora quieran que sea,  demuestra que, la mayor parte de las veces, la sencillez es un valor en alza: Y repito, como conclusión, unas palabras  que suscribo desde la primera a la última coma:

Indicado: Para los que, tras el sinsabor del restaurante Ten’s, perdieron la esperanza de encontrar vida gastronómica inteligente en el Born.

blogspot.com.es/2012/12/llamber.html

 

 


2 comentarios
Curry curry que te pillo

febrero 13, 2013 @ 20:34

Reply

Hombre! por fin un lugar donde disfrutar de sidra en Barcelona!

atable

febrero 14, 2013 @ 08:08

Reply

A mi me encantaron los quesitos- de casín, cabrales y de pimentón-, un arroz con leche muy, muy untuoso y una terrina de cerdo a baja temperatura con su piel crujiente que se deshacía en la boca. Y la fabada, por supuesto, pero con moderación, si no no hay quien te mueva de la silla:)

Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin