ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía
macarr morc iil 2

Macarrones con ragú de morcilla de Burgos

haddock macarrones

Estas bandejas me pierden. Me las miro de todos lados, como buscando la mejor manera de asaltarlas, de lanzarles el cucharón y atacarlas por el flanco más débil. Tienen algo de infantil, de casero hasta la médula, de plato sencillo y suculento y,  a la vez, enormemente creativo, pues puedes incorporar en él todo cuanto se te ocurra y lo que urja pulir de la nevera.

En esta ocasión teníamos una morcilla de Burgos con algo de arroz que había quedado en una bandeja después de comernos el resto, un poco de carne picada de ternera, champiñones y  salsa harissa, una salsa tunecina  hecha a base de pimientos y especias con un toque picante que utilizo a menudo. Con estas cuatro cosas básicas, más una buena bechamel hemos confeccionado esta plata de macarrones para toda la familia. Un plato sin complicaciones ni pretensiones, pero que, en cambio, ha resultado de los más exquisito. No es un ragú al uso, evidentemente, pero queríamos cambiar un poco  nuestra habitual forma de comernos  los macarrones ( la receta aquí) y, como siempre, aprovechar lo que teníamos en la despensa. Al fin y al cabo, en la cocina ha de primar la libertad y el sabor. A por ello!

ragu

Ingredientes para 4 personas:

200 gr. de macarrones

150 gr. de ternera picada

100 gr. de morcilla de Burgos de arroz o cebolla

Una cebolla

Un diente de ajo

5 champiñones

2 cucharadas soperas de tomate frito

Una cucharada de café de salsa Harissa ( opcional)

Tomillo fresco

Sal, pimienta blanca, nuez moscada, aceite de oliva virgen extra

Leche

Harina

Mantequilla

queso Gouda curado

Preparación: 

Hierve los macarrones con agua abundante y  sal procura dejarlos al dente. Mientras tanto, en una sartén con aceite de oliva rehoga la cebolla y el ajo bien picados, añade luego los champiñones y deja hacer hasta que pierdan el agua. Rehoga entonces la carne picada y la morcilla de Burgos desmigada. Sazona con cuidado porque la salsa harissa y la morcilla de Burgos ya están especiados,  añade el tomillo fresco, el tomate frito y la salsa harissa si quieres que tenga un punto picante. Reserva este ragú.

Para la bechamel, hemos  preparado el clásico roux de mantequilla y harina, hemos vertido la leche caliente hasta que se ha ido formando la bechamel y la hemos condimentado con sal, pimienta blanca y nuez moscada.

Con todo listo, precalienta el horno a 180º, introduce la bandeja de los macarrones con todo su ragú bien mezclado y la bechamel por encima. Espolvorea con el queso que más te guste ( yo lo hice con un Gouda bien maduro y sabroso) y espera unos 20 minutos a que esté gratinado.

macarr morc iil 2


1 comentario
Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin