ATABLE
Facebook Twitter Instagram Pinterest Linkedin Eatwith
Biografía
carrill 6

Carrilleras al horno con papatas hasselback y allioli de manzana

Últimamente veréis que en casi todos los restaurantes hay verdadero furor por las carrilleras, normalmente de cerdo, aunque también pueden ser de ternera. Las razones son obvias: la vuelta triunfal de la casquería, son deliciosas, sobre todo si son de cerdo ibérico, son baratas, ofrecen muchas posibilidades culinarias y son muy tiernas si se les da el tiempo necesario de cocción. Puesto que en casa la mayoría de nosotros no tenemos  esos magníficos roner (  cocción a baja temperatura), hay que echar mano de la paciencia y la sapiencia, esto es, darle a la carne de las carrilleras todo el tiempo que necesite en nuestros clásicos horno, cazuelas u ollas a presión.

Imagen: http://www.carnicasmulas.com/docs/categorias/cerdo-carrillera.jpg

Hoy os presentamos una de las recetas más fáciles para hacer con este tipo de carne sabrosa y tierna. Únicamente tenéis que ser pacientes y seguir unos cuantos consejos. Además, las vamos acompañar de las  clásicas y nórdicas papatas hasselback, más un allioli suavizado con un pelín de manzana para darle un toque más elegante a este plato clásico y sencillo. Con una buena ensalada, más un vino generoso, ya tenéis resuelta una comida de domingo por cuatro duros.

Por si te quedan ganas de probarlas de otras formas, os dejamos también estas recetas:

Carrilleras de cerdo con patatas y ciruelas pasas.

carrilleras mejoradas

Ingredientes para 4 personas: 

4 carrilleras de cerdo

4 patatas Monna Lisa

2 o 3 dientes de ajo

Un poco de mantequilla

Aceite de oliva

Pimienta, romero, sal, pimienta

Una copa de brandy ( en su defecto bien vale un tinto o un licor de vuestro gusto)

Para el allioli

Un huevo entero

Un diente de ajo

Sal, aceite de girasol, unas gotas de limón

Un cuarto de manzana Fuji

Preparación: 

Precalienta el horno mientras sazonas  las carrilleras con el romero, la sal y la pimienta  y las pones en una bandeja de horno. Riégalas con un poco de aceite y un poco de brandy. Pon en el fondo de la bandeja un poco de agua, caldo o brandy para que no se quede seca y no se resientan las patatas y la carne. A medida que se vayan haciendo, la bandeja se irá llenando de los jugos de la carne y el licor, con ello irás regando las carrilleras. Las carrilleras necesitan 1’15 m. aprox para que estén tiernas, pero yo le doy todo el tiempo necesario con una temperatura de entre 150 y 180º, incluso, a veces, las tapo con papel de aluminio y las hago a 100º durante 2 o tres horas. Luego les doy un último golpe de calor  de media hora a 200º para que queden doradas  por encima.

Añade las patatas hasselback a la bandeja cuando falten unos 45/50 m.: sólo tienes que intentar cortarlas de manera que los cortes finos no lleguen al final de la patata. Hay quien pone un palillo chino en al fondo de la patata para que le haga de tope. En cada corte, sazona con la sal, la pimienta, el romero y unos dientes de ajo laminados. Pon un poco de mantequilla encima de cada patata y reserva un poco para poner al final.

Para hacer el allioli: se trata de un tradicional allioli, pero yo lo hago añadiendo en el fondo del vaso de la batidora un cuarto de manzana que  he salteado con unas gotas de aceite o he hervido con un poco de agua, canela y azúcar, lo que más te convenga.


Dejar comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

author
Por Ines Butrón
Suscríbete a nuestra newsletter

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados. Inés Butrón. Web realizada por Áralos

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás semanalmente nuevas recetas y noticias gastronómicas.
No gracias
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin